IA, Analítica de Datos, salud y un Robot: ¿Qué tienen en común?

IA, Analítica de Datos, salud y un Robot: ¿Qué tienen en común?

Los cuatros elementos convergen en Bopi, un Robot con la capacidad de detectar posibles síntomas de enfermedades, incluso de covid-19 y alertar para asegurara la prevención.

Bopi está destinado para espacios controlados que tenga afluencia de niños y aunque se trata de una solución creada en 2013 para monitorear aspectos generales de la salud de los menores, con la pandemia del covid-19 emerge como una solución para controlar posibles brotes de la enfermedad.

Se trata de un “robot” que integra diferentes tecnologías y con capacidad de realizar un análisis en 3 segundos. La inspección sanitaria se realiza en cuatro puntos clave: temperatura, rostro, boca y manos.

Importante: ¿Derechos legales para los robots? El futuro de la inteligencia artificial

Para lograr el resultado esperado, el interior de Bopi está compuesto por un procesador de última generación, cámaras térmicas y sensores infrarrojos, todo conectado a una tableta para que por medio de Inteligencia Artificial (IA), pueda mostrar los resultados inmediatamente.

Además, cuenta con una opción integrada para que los resultados se puedan ir guardando en un histórico y también ser enviados a los padres de familia, autoridades del establecimiento o directamente a un médico de la familia, para que por medio de Analítica de Datos, saber qué ha estado pasando con la salud del menor.

Le interesa: Estos son algunos beneficios de la Inteligencia Artificial en el crecimiento de una empresa

Integra tecnología WiFi para conectividad y parlantes para interactuar con los niños, así como poder ser utilizado para otros fines didácticos. Además, está fabricado con un material altamente resistente y no es tóxico.

Está destinado sobre todo para colegios, centros comerciales, restaurantes con áreas infantiles, complejos de vivienda con parques para niños y cualquier otro espacio en donde interactúen menores.

El robot puede detectar síntomas de enfermedades que un niño pueda tener por medio de la inspección sanitaria. Detecta señales de las enfermedades, pero se debe referir a un chequeo médico para un análisis profundo”, resaltó José José Miguel Juárez, gerente general de GrupoITD, quienes cuentan con la comercialización, soporte y actualización de Bopi en Guatemala.

Además: Newsfeed del navegador Huawei incorpora podcasts en Latam

Por su parte Alejandro Leal, director de GrupoITD, explicó que el robot detecta síntomas como: enrojecimiento en los ojos, inflamación en lagrimales, mucosidad, alteraciones en la lengua, caríes, salpullido, irritación, etc.

Bopi es amigable con los niños, portátil y de fácil movilización. Es una herramienta de sanidad y pedagógica”, finalizó.