IA promete mejorar economía de Costa Rica

Editorial IT NOW

Costa Rica posee una fuerza laboral capacitada para explotar las capacidades de la IA, pero necesita de la construcción de una hoja de ruta gubernamental para ello.

La inteligencia artificial (IA) está cambiando la forma en que producimos, consumimos, compramos y trabajamos. Junto a la economía, ambas están en un punto de inflexión y generando una nueva división de los procesos.

Así lo sostiene un estudio que fue presentado en el Microsoft Innovation Summit celebrado en Costa Rica, en el marco del 25 aniversario de la empresa en ese país. 

El estudio lo comisionó Microsoft y lo elaboró el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC).

Condiciones favorables

Frente al resto de América Latina, Costa Rica posee el 23% de personas con las destrezas adecuadas versus el 18%. Pese a que el país crece menos que antes, en contraste, tiene más productividad por el interés de generar dinámicas interactivas.

Estudiando las tasas de crecimiento anual promedio de Costa Rica, según los futuros posibles planteados en los próximos 10 años, el escenario negativo (en el que no hay adopción de IA) implicaría una caída del ritmo de creci­miento desde 4.5% anual, tendencia histórica desde 1990, a 2.7% en la próxima dé­cada.

El escenario neutral muestra una tasa de crecimiento anual promedio de 4%, algo menor al promedio histó­rico. Por último, una adopción tecnológica más acelerada muestra un crecimiento de un 5.7% por año hasta 2028.

Albrieu enumeró también algunos de los obstáculos que habría que sortear, tales como problemas financieros, falta de datos e infraestructura para maximizar el uso de IA, la escasez de talentos y capital humano, el poco incentivo al cambio y sobre todo el desconocimiento de IT.

Por último, hizo un llamado a la acción para que los gobiernos implementen políticas para acelerar el cambio tecnológico, mientras que los trabajadores deberían readaptar sus habilidades.

Una era con nuevos desafíos

Una de las conclusiones afirma que no es el comienzo de la era de los robots sino una en que la inteligencia artificial está liberando de casi todas las tareas cotidianas que muchas personas quiere hacer.

Además, se trata de una era que plantea el desafío de buscar qué es lo mejor que pueden hacer las personas, según Ramiro Albrieu, economista e investigador del Cippec.

Albrieu destacó los posibles escenarios que se darían si Costa Rica opta por avanzar y responder a los beneficios económicos a la absorción acelerada de esta tecnología así como a los desafíos que se presentarían en un escenario de incorporación tecnológica más intensiva.

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR