Informáticos instan a poner en práctica declaratoria de emergencia por los ciberataques

Informáticos instan a poner en práctica declaratoria de emergencia por los ciberataques
  • Costa Rica no puede volver a pasar por un ciberataque de esa magnitud que vulnere los datos de los costarricenses, alerta CPIC. 

(ITNOW)-.   El Colegio de Profesionales en Informática y Computación (CPIC) apoya la decisión del presidente de la República, Rodrigo Chaves, de declarar emergencia nacional de Ciberseguridad, tras los ataques que recibieron varias instituciones de Gobierno el mes pasado, cuyas consecuencias no han sido superadas aún, informó el colegio en un boletín enviado a los medios.

En la misiva también el Colegio de Informáticos insta a poner en práctica la declaratoria de emergencia hacia las instituciones del país con el afán de resguardar lo más preciado para cualquier entidad: los datos.

El ciberataque, protagonizado por Conti- de origen ruso-, afectó al Ministerio de Hacienda en mayor medida, pero también a otras entidades como la Junta Administrativa del Servicio Eléctrico de la provincia de Cartago (JASEC); el Ministerio de Ciencia, Innovación, Tecnología y Telecomunicaciones; el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social; así como al Instituto Meteorológico Nacional (IMN), a Radiográfica Costarricense (RACSA) y la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).

Ver más: ¿Qué opina Carlos Alvarado sobre ciberseguridad y protección de datos de los usuarios? El presidente responde

“X. Que el martes 12 de abril del 2022, Costa Rica recibió un fuerte ataque cibernético sobre las bases de datos del Ministerio de Hacienda Costarricense y a la fecha se siguen recibiendo nuevos ataques a distintas bases de datos de otras instituciones.

  1. Que, ante la situación del ciberataque, el cual es sin precedentes en el país, de avanzada tecnología y una invasión a la seguridad nacional, se causaron alteraciones intensas en el normal funcionamiento de los sistemas informáticos de recaudación, trazabilidad y atención de las personas física y jurídicas contribuyentes, generando pérdidas, daños y riesgos mayores futuros para los bienes de la colectividad que son la hacienda pública, así como para el derecho fundamental a la privacidad de las personas.

XII. Que, si bien un ataque cibernético puede ser previsible en términos generales, en términos específicos es imposible conocer la magnitud de un ataque como el que se dio, así como la tecnología utilizada y las estrategias de ataque, dado que, los avances tecnológicos y los diferentes mecanismos de vulneración de la seguridad informática avanzan día con día, por lo cual, no existe la capacidad para prevenir todas las posibilidades de ataques de este tipo. Es decir, se está ante una situación de desastre inevitable, de calamidad pública y conmoción interna y anormal que, sin medidas extraordinarias, no puede ser controlada por el Gobierno de la República.”

No se pierda: Estas son las instituciones públicas ciberatacadas en Costa Rica por Conti

“Nos encontramos en momentos en que el mundo está hiperconectado, donde ahora los riesgos no son los mismos que hace unos años, dependemos de las tecnologías digitales y los datos son las herramientas que más tenemos que cuidar. Desde el Colegio queremos sensibilizar y concientizar sobre la seguridad y privacidad informática, el uso de las redes sociales, los sistemas de información, las aplicaciones y los correos electrónicos, todas esas vías que son de uso diario por las personas actualmente y que están expuestas en muchas ocasiones”, dijo Yenory Rojas, Presidente del Colegio de Profesionales en Informática y Computación (CPIC).

De acuerdo con la presidenta de CPIC, “este es un momento histórico para el país, nos elevamos a otra realidad que nunca habíamos vivido y es momento de entender la magnitud de la protección de datos y de la seguridad informática en su totalidad”, agregó.

La privacidad y protección de datos es un derecho fundamental de toda persona a tener el control de aquella data que pueda identificarla personalmente, finalizaron.

Lo último. Hackers vulneran sistemas del ministerio de Hacienda costarricense; rescate es por US$10 millones