Integrar en un nuevo mundo

 

Thelma Ló;pez

 

Son dí;as difí;ciles para ser un integrador de tecnologí;a. Los proyectos de TI no son lo que eran hace 10 o 15 años. Han evolucionado porque hoy los clientes necesitan de soluciones más transversales y completas, que les permitan manejar la informació;n de su negocio de la manera más clara y rápida posible.

 

En  este  proceso,  el  rol  y  la  transformació;n  de  los  integradores  de  tecnologí;a  han sido claves. Se han profesionalizado y cuentan con más metodologí;as y herramientas probadas internacionalmente para garantizar el éxito de los proyectos que lideran. Pero el cambio ha llegado a un precio.

 

Si le llamó; la atenció;n la nota, lea: El Technology Day regresa renovado 

 

Si le preguntamos a un integrador qué tan nuevo es este panorama, probablemente nos dirá que ha tenido que lidiar con él por años. Sin embargo, la fuerte incursió;n de nuevos competidores, la nube y todos sus dramas, y el frenético ritmo de la industria parecen  haber  acelerado  un  proceso  que  lleva  años  en  incubació;n:  el  nuevo  rol  del integrador.

 

 Del cliché a la tecnologí;a

 

Aunque puede parecer un cliché de la industria, el significado del rol de un integrador de tecnologí;a tiene mucho que ver con entender la necesidad del cliente y ser capaz de ofrecer una solució;n de alto valor agregado, desde un punto de vista agnó;stico en términos de productos y fabricantes.

 

“Una presió;n principal es que hay que adecuarse a las nuevas necesidades de los clientes y a clientes que están enfocados en nuevos modelos de negocios, como lo es el modelo cloud”, recalcó; Homero Bosch, gerente de Desarrollo de Negocios T&U de Byte en Costa Rica.

 

Segú;n Bosch, uno de los temas que afectan a los integradores es que los clientes buscan informació;n en tiempo real, “buscan una solució;n transversal que vea facturació;n y que pueda ver en qué parte del proceso está la transacció;n. Antes querí;an ver la informació;n al final del dí;a, hoy el cliente quiere verla a media mañana y desde su iPad”, explicó;.

 

Si le gustó; la informació;n, lo invitamos a que lea: Los 5 roles hí;bridos más cotizados en TI 

 

Muéstreme el Dinero

 

En este panorama, el integrador se enfrenta al  proceso  de  estimaciones  de  costos  y  cronogramas.  Los  métodos  tradicionales  para medir  la  rentabilidad  han  cambiado,  se  ha vuelto  más  difí;cil  descubrir  cuáles  son  los proyectos rentables.

 

“Aunque la rentabilidad en la venta e implementació;n inicial en proyectos es baja, esta se ve recompensada con los servicios profesionales colaterales y otros proyectos o compras menores que se derivan a  futuro”,  recalcó;  Juan  Ramó;n  Rosabal, gerente general de Grupo Roel en Honduras.

 

En el mercado se observan soluciones con niveles escalonados pero con base en un objetivo,  la  reducció;n  de  costos.  “Una  opció;n muy comú;n en el área de los integradores es sacrificar funciones con poca demanda, aunque  tengan  que  perder  algunos  clientes  porganar otros con funciones más básicas”, aclaró;  Francisco Moreno, gerente de Proyectos Tecnoló;gicos y Ventas Internacionales de Sysnet en El Salvador.

 

¿Qué hacer?

 

El  2013  fue  un  año  interesante  para  integradores  de  sistemas  a  raí;z  de  cambios  im-

portantes dentro de la industria de tecnologí;a. Para muchos fue el año de las alianzas.“Nos percatamos de que hay alianzas obligatorias, llámese a nivel de integració;n, distribució;n  o  cualquier  otro  mecanismo,  que son necesarias para mantener vigencia en los mercados”, resaltó; Hernando Torres, CEO de Grupo ASI en Panamá.

 

 

Para leer la nota completa busque nuestra edició;n impresa

 

 

 

 

 

 

 

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *