IoT se infiltra en el sector ganadero

Soy Digital

¿Cuánto les demora comer a las vacas? ¿Cuál es su condición de salud o cuál es la mejor cabeza de ganado? En algunas latitudes, ya no se requiere de la supervisión de un humano por que parece están los dispositivos conectados a Internet.

Juan José López Torres

 

Hablar de Internet se relaciona automáticamente con una laptop, smartphone o tablet, pero el crecimiento del Internet of Things (IoT) hace posible que los dispositivos se amplíen radicalmente y hacia distintas verticales.

 

Cisco mostró la progresión de los dispositivos conectados entre 2008, que para ese entonces ya superaban la cantidad de habitantes en el planeta, hacia 2020, cuando se prevé haya unos 50 000 millones de ellos. En 2011, las cosas conectadas no solo se remitían a teléfonos y tabletas. Por el contrario, incluso había vacas.

Una start up alemana, Sparked, utiliza desde ese año sensores inalámbricos en el ganado. Así cuando un semoviente estaba enfermo o preñada, los granjeros recibían el dato para tomar las acciones correspondientes. Al final del año, cada animal transmitió unos 200 mb de datos.

 

Le recomendamosLa revolución del IoT no se detendrá

 

Didier Mora, Partner Systems Engineer, región CANSAC, dijo que muchas de las vacas que en la actualidad producen leche están en una plataforma de IoT de Cisco, en fincas con acceso a Internet. Si se desea monitorearlas, ya no se necesita a un persona.

 

Ahora los Access Point Outdoors ejecutan esa y otras labores con las que se controla dónde están, cuál es la mejor cabeza de ganado, el tiempo que toman para comer, dijo el experto durante la presentación de tendencias de negocios y soluciones de Cisco que realizó Ingran Micro en ciudad de Guatemala.

 

“Es una industria que la podemos transportar desde alimentos hasta manufactura para hacer las cajas de leche, donde los robots generan estadísticas en tiempo real”, agregó.

 

Yendo más allá, las plataformas de este tipo se valen de identificadores que envían datos triangulados, por ejemplo, para registrar la posición y la proporción de personas en determinado lugar, el tiempo de permanencia o desplazamiento lo que, por un lado, encuentra valor en ventas o marketing digital, o en las las ciudades para la seguridad y el transporte, petróleo, gas, defensa, minería, energía y manufactura.

 

“IoT no solo es conectar las cosas por Internet, sino que involucra personas, procesos y datos que se generan para obtener, por ejemplo, Big Data”, aclaró Mora.

 

En ese sentido, existen proyectos que conectan a los pacientes a Internet para monitorear sus niveles de azúcar en la sangre, tensión arterial o ritmo cardíaco. A la larga, se traduce en un ahorro de visitas al doctor y prevenir afecciones en tiempo real y a larga distancia, por mencionar otro ejemplo.

 

Además: Lo bueno, lo malo y lo feo de IoT

 

Otro ejemplo de “Internet de las vacas” es el de Cattlesoft, en Texas, la cual emplea etiquetas RFID para controlar cada res. Su software, CattleMax, mantiene registros completos y precisos y la versión en línea funciona en todos los equipos de mesa y dispositivos móviles con conexión a Internet.

 

Muchas cosas ya están hablando entre sí y desarrollando comportamientos de inteligencia. Algunos escenarios imaginarios de Cisco tienen que ver con la reprogramación automática de reuniones, el desvío por otra ruta a causa de un accidente vehicular o brindar los cinco minutos extra para seguir durmiendo que todo mundo pide.

 

“En la medida que las vacas, cisternas, personas, e incluso el calzado, árboles, y otros animales sean conectados al Iot, el mundo tiene el potencial para convertirse en un mejor lugar“, señaló la compañía en el informe “Internet de las Cosas, cómo la siguiente evolución de Internet está cambiando todo”.

Este artículo está clasificado como: , , , , , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR