Carrera por la relevancia

Eduardo Linhares, Director global de SMBs and Product Marketing Manager PayPal

A medida que el crecimiento del comercio electrónico continúa promoviendo una economía de conveniencia, los minoristas deben seguir el ritmo y adaptarse a ella. La tecnología está revolucionando todo lo que hacemos, desde cómo nos comunicamos hasta cómo pagamos nuestras facturas. Desde la invención de Internet, los consumidores se han apresurado a adoptar nuevas e innovadoras formas que les ofrezcan un mejor servicio, y el ritmo de adopción no se ha detenido. Los consumidores que una vez fueron deslumbrados con la idea de poder usar sus chequeras en línea, ahora exigen transferencias instantáneas.

Antes, tres semanas de entrega se consideraba “el futuro”, hoy en día, si un envío no se ha hecho en tres horas, es demasiado lento. Esto ha creado una industria donde los consumidores son más exigentes que nunca. Demandan transacciones rápidas, fáciles, seguras y sin problemas, y las quieren ya.

Lea más:“La transformación digital no consiste en una simple lista de compras”

De acuerdo con los resultados del Global Commerce Report, elaborado por Criteo en el primer trimestre del 2018, las compras realizadas a través de móviles representan el 50% del total de las ventas online en Latinoamérica. Además, los minoristas que invierten en apps y web móvil ya registran casi un tercio (30%) de las transacciones a través de aplicaciones.

Para evitar ser pasado por alto en la carrera por la relevancia, los comerciantes deben actualizar sus estrategias de comercio electrónico y así garantizar la satisfacción de las necesidades del consumidor empoderado actual. Entonces, ¿en qué deben enfocarse los comerciantes para servir a los compradores más exigentes y seguir siendo competitivos?

Mantener el contexto

La lealtad del consumidor está muerta. Se acabaron los días en los que alguien entraría en su tienda favorita y compraría sin importar la experiencia. Ingresamos a la economía de conveniencia y los comerciantes deben adaptarse. 

Esto significa que los minoristas deben ofrecer sus productos en múltiples canales para poder conectarse con los consumidores en cada punto de su recorrido de compra, incluido el punto de intención, ya sea cuando navegan en redes sociales, envían mensajes a sus amigos o realizan una transacción desde el móvil. Se trata de poner al producto o servicio en contexto, para que las personas puedan comprar donde lo deseen, haciendo que la experiencia sea lo más fluida posible. A esto lo llamamos “comercio contextual”.

Nota relevante: La temprana transformación digital en el sector salud y educación mejoran la productividad

Si bien es imperativo que los minoristas se conecten con los clientes en los lugares donde ya están empleando su tiempo, ya sea en redes sociales o en un sitio web de comercio electrónico, el comercio contextual no es algo que los comerciantes puedan agregar de manera simplea sus estrategias actuales. Y son las herramientas de fintech las que permiten a los minoristas realizar pagos seguros a través de cualquier plataforma.

Un gran ejemplo de esto es Pinterest. Originalmente pensada como una plataforma de inspiración, Pinterest se transformó en un punto de venta cuando comenzó a almacenar datos en una bóveda digital, lo que equivale a un almacenador de datos encriptados. Ahora, cuando los consumidores ven algo que les gusta en la red social, pueden hacer clic en “comprar ahora” y enviar de forma segura la información de pago y pedido al minorista para que se complete a través de esta bóveda compartida. De esta manera, los minoristas pueden captar clientes en contexto a través de Pinterest, eliminando la necesidad de que los consumidores realicen transacciones directamente desde su sitio web.

Seamos digitales

El abandono del carrito es un problema recurrente en el entorno minorista. Las compras exitosas dependen de la velocidad y la conveniencia, por lo tanto, eliminar los obstáculos a las transacciones es vital. Al buscar una estrategia ágil y escalable que permita a las empresas atender la demanda de transacciones integradas, las empresas no deben buscar más que billeteras digitales.

Puede interesarle: La transformación digital toma Latinoamérica

Las carteras digitales permiten a los usuarios simplemente ingresar detalles de pago con su proveedor de monedero digital preferido y realizar transacciones instantáneas desde sitios web integrados sin esfuerzo y de manera segura, sin la necesidad de volver a ingresar todos sus detalles de facturación.

Desde una perspectiva mercantil, esto acelera el procesamiento de las transacciones, mejora la eficiencia operativa, y además reduce las tarifas de procesamiento de pagos. Algunos minoristas están adoptando estrategias de comercio electrónico impulsadas por la tecnología, con el consumidor constantemente conectado con más poder que nunca para influir en la innovación empresarial.

A medida que los comerciantes se adapten a esta era de cambios significativos, únicamente las empresas que estén preparadas para construir nuevas experiencias y estén conscientes de las expectativas de sus clientes tendrán éxito en la carrera por seguir siendo relevantes.

Este artículo está clasificado como: , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR