¿Es una amenaza real la IA para su empleo?

Camila Orantes, Co-fundadora de SPOT

La informática ha transformado el trabajo en casi todos los sectores de la economía en las últimas décadas.

Ahora estamos al comienzo de una transformación aún más grande y rápida debido a los recientes avances en el campo de la Inteligencia Artificial (IA), Machine Learning (ML) y Deep Learning (DL), que son capaces de acelerar el ritmo de la automatización.

La IA es una tecnología de propósito general, como la máquina de vapor y la electricidad, que generaron una gran cantidad de innovaciones y capacidades adicionales. Por ello, no existe un dimensionamiento total de las tareas en las que los sistemas que integren ML y DL se especializan o especializarán.

Lea: La IA podría cambiar el diseño web receptivo

A medida que la IA se ha vuelto un concepto más conocido en los últimos años, ha crecido el interés en cómo la tecnología impactará el trabajo, pero ¿será la causante de pérdidas masivas de empleos?

Diferencias que no deben obviarse

Aunque algunas tareas de muchos trabajos pueden ser adecuados para utilizar IA, otras tareas dentro de estos mismos trabajos no se ajustan bien a los criterios de implementación. Por lo tanto, los efectos sobre el empleo son más complejos que la simple historia de reemplazo y sustitución enfatizada por algunos.

A pesar de lo que Hollywood muestra en las películas, estamos muy lejos de la inteligencia artificial general, esa es la IA que puede hacer todo lo que un humano puede hacer. No existe nada parecido a eso y no existirá durante décadas, a menos que haya algún avance sorprendente.

Lo que sí tenemos son potentes sistemas de inteligencia artificial estrecha, que son capaces de resolver ciertos problemas específicos a niveles de precisión humanos o sobrehumanos, generalmente utilizando redes neuronales profundas (Deep Neural Networks). Esas tecnologías son expertas en tareas que involucran análisis predictivos, reconocimiento de voz e imagen y procesamiento de lenguaje natural, entre otros. Estos sistemas son los que, en el futuro próximo, permitirán el aumento de la productividad en las industrias

También: ¿Cómo lograr el apoyo para una revolución en la IA? 

En conclusión, aunque los efectos económicos de la IA son relativamente limitados hoy en día, y no nos enfrentamos al inminente fin del trabajo, como a veces se proclama, las implicaciones para la economía y la fuerza laboral en el futuro son profundas.

Tener una comprensión más realista del impacto de la inteligencia artificial es crucial para que las industrias puedan implementar de manera razonada y exitosa estas tecnologías.

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR