Tomando el control de la seguridad en la nube

Andy Daudelin, vicepresidente de Cloud de AT&T

Dice el dicho: “¡Manos a la obra!”. Según el reporte sobre la actualización en la nube, State of Cloud 2016 de RightScale, el 95% de las empresas encuestadas utilizan servicios en la nube. Y, evidentemente, las empresas han reaccionado positivamente ante la oportunidad de utilizar los servicios basados en la nube para mejorar sus operaciones de negocio.

Sin embargo, cuando hablamos de la nube, hay un tema del que no se habla: la seguridad. Y hay varios informes recientes que muestran que la seguridad en la nube todavía es una gran preocupación para las empresas, incluso cuando la adopción de esta plataforma ha alcanzado niveles sin precedentes. ¿Qué puedo decirles a los que quieren reforzar la seguridad de su estrategia en la nube? Pues, ¡manos a la obra!

Cuando se trata de la seguridad en la nube, es probable que las empresas adopten una de estas tres posturas:

1. ¡La nube es lo máximo! Y Probablemente es lo suficientemente segura.

2. No pienso hacer nada en la nube hasta que sea más segura.

3. ¿Que si me gusta la nube? Sí. ¿Me quita el sueño la preocupación de que no sea segura? Sí, también.

Independiente de la postura que tomen las empresas, apuesto que aún se pueden beneficiar si se ponen “manos a la obra”. ¿Existen dudas acerca de la seguridad de la nube? Pues hay que reforzar la segura. ¿Deberían ser más seguras? No hay que esperar a una solución mágica: hay que aumentar las medidas de seguridad.

Aunque la seguridad no sea una de las preocupaciones prioritarias en lo que respecta a la nube, es siempre una buena idea invertir algo de tiempo para evaluar la situación. Aún si no se detecta ningún problema, queda la tranquilidad de saber que se están tomando todas todas las medidas de seguridad disponibles. Estos son algunos aspectos por los que se puede empezar.

Protección en la conectividad

Sobra decir que es necesario evaluar la seguridad de la conexión a Internet. A no ser que ya opere con una red de nube privada, es importante que utilice una conexión VPN para proteger el acceso a los servicios en la nube. La red pública de internet presenta un riesgo para la transmisión de datos sensibles. Los servicios como AT&T NetBond® ofrecen conexiones de alta seguridad para acceder a las nubes más populares.

Protección para los dispositivos móviles

También se debe evaluar la seguridad de los dispositivos móviles: Es importante saber qué dispositivos están conectados a una red y qué tipo de tráfico generan. Los gerentes de  movilidad empresarial pueden ayudar a proteger la nube y  fomentar la implementación de configuraciones, aplicaciones y actualizaciones en los dispositivos del personal. En el peor de los casos, pueden borrar y bloquear remotamente los dispositivos que se hayan perdido o que hayan sido robados.

Encriptación inmóvil y en movimiento

El tema con la Lo curioso sobre el tema de la nube es que presupone que los datos están por lo general en movimiento. Por lo tanto, se tiene que reforzar la seguridad en cada extremo tanto cuando los datos están inmóviles, como cuando están en tránsito. La solución de encriptación correcta ayudará a proteger la seguridad de los datos sin obstaculizar el flujo de trabajo de los empleados.

Establecer controles

Gestionar la seguridad en torno a los usuarios, los dispositivos y los servicios en la nube puede ser abrumador. Los agentes de seguridad para el acceso en la nube (CASB, por sus siglas en inglés) permiten establecer políticas de seguridad en cada paso. Al localizarse entre su red y sus servicios en la nube, brindan una valiosa capa de seguridad que funciona en todas las nubes.

Monitorear las amenazas

Cuando todo falla, la respuesta rápida ante un incidente es la mejor solución. Para eso se requiere recibir notificaciones inmediatas que avisen que algo anda mal. Los sistemas automatizados de manejo de amenazas detectan y señalan patrones irregulares de datos que podrían indicar una fuga de información. Y en ese caso, cada minuto cuenta para mitigar el daño potencial.

Sabemos que, en lo que respecta a la seguridad de datos, nada es infalible. Sin embargo, la protección de la nube no es algo mágico que requiera de brujería. Es algo que se puede lograr.

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR