La biometría arrasa en el mercado, ¿no más contraseñas?

Redaccion

Casi el 70% de las empresas está propenso a eliminar las contraseñas dentro de los cinco años venideros, según estudios. La biometría es el nuevo método de seguridad que está renovando las industrias.

IDG

No se sorprenda si su empresa decide acabar con los inicios de sesión con contraseña. Un nuevo estudio ha encontrado que la mayoría de las organizaciones se están inclinando hacia la eliminación de la autenticación de contraseña.

Los resultados provienen de Wakefield Research, que entrevistó a 200 responsables de TI en los Estados Unidos el mes pasado. El 69% por ciento de los encuestados dijo que es probable acabar con las contraseñas completamente en los próximos cinco años, debido a que los sistemas de paso de la conexión, aunque son muy comunes, son muy vulnerables a la piratería, según SecureAuth, la empresa que encargó el estudio.

“Es indiscutible que las contraseñas no son un método de autenticación segura, inclusive los encargados de IT se quejan al respecto”, dijo Craig Lund el CEO de SecureAuth

Recientes violaciones de datos relacionados con las credenciales de acceso robados destacan el problema. El mes pasado, Yahoo informó que un incidente de hacking a partir de 2014 puede haber levantado detalles de 500 millones de cuentas de usuario, incluidas las direcciones de correo electrónico y contraseñas con algoritmo hash.

No ayudar a la cuestión es que a veces los usuarios al proteger sus cuentas con contraseñas se podían deducir fácilmente. En otros casos, da pereza innovar y se da la reutilización de una contraseña para varias cuentas de Internet.

Lea también: ¿Cómo proteger sus datos en la era digital?

SecureAuth se especializa en otros tipos de inicios de sesión. Por lo general, implica una combinación de métodos, incluyendo códigos de acceso de una sola vez. Estos se envían al usuario a través de un número de teléfono o dirección de correo electrónico registrada como una manera de permitir el acceso.

Otros métodos pueden incluir datos biométricos, tales como el escaneo de la huella dactilar del usuario. O pueden mirar la hora y el lugar donde el usuario está accediendo al servicio y si encaja en los patrones normales de la persona.

SecureAuth también puede ir tan lejos como el seguimiento de las pulsaciones del teclado y movimientos del ratón en el dispositivo del usuario y análisis de los mismos para un comportamiento atípico.

“Uno de nuestros clientes se está moviendo realmente completamente alejado de contraseñas“, dijo Lund. Cuando lo hacen, sólo ciertos dispositivos preseleccionados son capaces de acceder a la red de la empresa. Estos dispositivos son asignados a usuarios específicos, y SecureAuth supervisará el acceso de cualquier actividad anormal, como inicios de sesión desde ubicaciones remotas o en momentos en que los usuarios no funcionan normalmente.

“Mediante la combinación de todos estos métodos juntos, podemos estar seguros de que son estos usuarios, y dónde están”, dijo Lund.

Aunque muchas organizaciones desean alejarse de contraseñas, todavía hay retos a hacerlo. Según la encuesta, el 42% de los encuestados dijo que una “alteración de la rutina diaria de los usuarios” complicaba a los usuarios. Otro 42% dijo que la resistencia de los ejecutivos de la compañía era un problema.

Este artículo está clasificado como: ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR