La ciencia detrás de los códigos de barra

La ciencia detrás de los códigos de barra

Geraldine Varela @varelageraldine

A veces inventos como el código de barras pasan desapercibidos porque nos acostumbramos tanto a su uso cotidiano que dejamos de prestarle la atención que merece.

Pero ¿qué hay detrás de estos conjuntos de líneas horizontales? Con el pasar de los años, y el uso masivo que se ha hecho de este método para la identificación automática de los productos, han surgido una gran cantidad de diversos códigos, entre ellos los códigos lineales de los que los más utilizados  son el GTIN, antes conocido como EAN, Code 128, Code 39, Code 93 y Codabar.

El Code 128 es bastante empleado en logística, también se suele emplear para etiquetar postales y billetes. Funciona a partir de una codificación alfanumérica que presenta alrededor de 106 caracteres.

El Code 39 llega a presentar alrededor de 43 caracteres en tanto que el Code 93 fue creado como una mejora del Code 39 donde se buscaba expandir dicho código. Con este se llega a codificar alrededor de 47 caracteres alfanuméricos.

Le puede interesar:Código de barras cumple 40 años y celebra con cambios

El Codebar por su lado, es muy empleado en bancos de sangre, en bibliotecas, en encomiendas, en envíos, etc. Con este se llega a codificar de forma numérica alrededor de 16 caracteres que presenten una longitud variable.

Sin embargo de acuerdo a David Rodríguez, gerente de servicio al cliente de GS1 El Salvador, son los códigos de barras (GTIN) los más utilizados pues se emplean para identificar a los productos de consumo. “El código de barra es la llave para accesar a la información que está en una base de datos maestra, donde se colocan las características de los productos. En el código de barras no va identificado ninguna característica del producto, precio, color, tamaño, etc. Se recomienda que sea un número que no tenga significado, es decir un correlativo”, detalló. 

También:Hitos del código de barras

El código de barras permite una lectura veloz de los datos pertenecientes a los productos sin la necesidad de ser apartados de las cajas que los contienen, evitando además posibles errores en la digitalización manual de dichos datos. 

“Los códigos de barras cuentan con una estructura estándar internacional (Prefijo de Compañía + Identificación de Producto +Digito verificador), pero cambian la información que se coloca en la estructura, ya que para el caso de los GTIN 13, el prefijo de compañía para El Salvador inicia con 741, para Guatemala 740 y para Colombia 770, para citar algunos ejemplos y siempre su longitud será  de 13 dígitos”, explicó Rodríguez.

Además, el código de barras brinda una solución eficaz en la tarea del etiquetado de los precios, debido a que ya no es necesario hacerlo directamente sobre el artículo.

Incluso para este experto los códigos de barras necesitan ir acompañados de un software de administración y manejo de códigos de barras. Contando con estas herramientas la empresa está lista para tener exactitud en el control del inventario, en las ventas, en el preparado de pedidos, control de ubicaciones, fechas de vencimiento, y producción. 

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *