La demanda del consumo de datos está llevando a las telcos a reinventarse

Juan José López Torres @jjlopezt

Es un hecho que vivimos una etapa de hiperconexión sin fin y es una tendencia que, por un lado, contabiliza a más personas conectadas a Internet y, por otro, a que las empresas de telefonía se robustezcan para suplir esa y otras necesidades, como el consumo de datos.

Por ejemplo, en la primera mitad de la década actual, la cantidad de usuarios en redes sociales creció de forma vertiginosa en uso e importancia y dio paso a modelos disruptivos que cambiaron muchas cosas, como Airbnb, que no tiene ningún edificio; Alibaba, que no tiene inventario, Uber, que no tiene autos, y Facebook, que no genera contenidos. Esos son apenas algunos ejemplos.

Para el caso, Movistar Guatemala identificó una evolución explosiva de smartphones entre 2014 y 2015, la cual pasó del 35% al 90% en usuarios con planes de datos postpago, los cuales representan el segmento principal para las telcos del país. El 10% restante corresponde a clientes con planes fijos.

Le recomendamos: Telefonía móvil de cuarta generación llega a Guatemala

De acuerdo con Carlos Namisato, director de marketing de Movistar, entre esos años, los requerimientos de consumo se les dispararon de 600 megas a dos gigas mensajes para ver videos, chatear, enviar correos y permanecer conectados a las redes sociales, en un entorno de LTE. Mientras que el servicio que representó menos crecimiento fue el de voz, para el cual se estancaron los porcentajes y ha propiciado el augurio de que en los próximos años comience a disminuir.

“No hablamos más (por medio de voz); en los usuarios de pospago, los minutos son iguales. (En adelante) será parecido, la situación aumentará un poco más, pero Internet (chat y llamadas virtuales) sobrepasa a la voz”, indicó.

Frente al aumento de usuarios cada vez más tecnologizados, al de adquisición de más terminales móviles y a los patrones de consumo por medio de smartphones, Movistar ha tenido que reinventarse y anunció que incrementará la disponibilidad a Internet sin que eso represente un consumo datos para los consumidores.

“La gente contrata un plan porque le da tranquilidad y le evita hacer recargas, pero los datos -un oro líquido que se escapa de las manos– no les alcanzan o se quejan de que les cobran más de lo que reciben”, admitió.

Puede interesarle: ¿Qué telco de Guatemala llevará el Mundial de Rusia a los móviles en 2018?

Ante ese planteamiento y la tecnologización de los consumidores, la demanda de conectividad para adquirir o gestionar información es una necesidad creciente, de tal forma que para reducir el gasto de sus planes de datos, las personas recurren a la búsqueda de wifi cuando están en algún establecimiento.

Humberto Pato-Vinuesa, director de país de Telefónica Guatemala, agregó que “hay un crecimiento vertiginoso en el consumo de datos, pues el mercado que atiende Movistar cuenta ahora con tres veces más smartphones que en 2013”.

Un estudio de Gobal Web Index, reveló el año pasado que las personas gastan en promedio dos horas diarias en las distintas plataforma digitales, y hasta un mes entero cuando se evalúa de forma anual. Más en detalle, dedican 1 de cada 4 minutos en las redes sociales, según el informe. Al hacer una comparación con 2014, el tiempo de consumo pasó de 1.24 horas a 1.99 horas hasta el año anterior.

“En promedio los usuarios tienen cinco redes sociales y están usando de forma activa 2.7 de ellas. El impacto de esto en la audiencia de Facebook es clara: mientras que la actividad del usuario de Facebook era de 2.56 redes sociales en 2012, hoy está activo en 4”, apuntó el estudio.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *