La evolución del ransomware en la última década

La evolución del ransomware en la última década

Karina Cedillos

El mundo ha experimentado la rudeza con que los hackers trabajan. Paralizar sistemas informáticos de principales compañías en el mundo es su objetivo. Además solicitar un pago como indemnización para devolver los datos de la empresa, situación que no muchas veces sucede.

El ransomware ha sido un negocio redondo que tiende al crecimiento, el costo de las primeras víctimas por falta de seguridad ha sido de US$209 millones en los tres primeros meses de 2016 a nivel mundial. Y más cercano en 2017 con los casos de WannaCry a nivel global y Petya particularmente en Ucrania, dos variantes propias de este tipo de infección.

Según José Thoburne de Network Secure/SonicWall, expositor en el Tech Day El Salvador este tipo de gusano, su principal modo operandi es la carga útil de las campañas de correo electrónico malicioso, donde se camufla para que las personas abran el documento adjunto y empezar a infiltrarse de manera silenciosa. 

No se pierda: Las 4 “I” de la innovación

Empresas en los Estados Unidos son las que mayormente reciben ataques de este tipo. Es a raíz de esto, que ya se habla de la policía del futuro, donde los gobiernos deberán centrar su mirada en proteger los sistemas informáticos de las grandes organizaciones con profesionales en la materia. 

“¿Qué podemos hacer ante la falta de seguridad? Nosotros recomendamos varios niveles de protección, el más importante para mí como profesional es la identidad del usuario”, destacó Thoburne.

El servicio en la nube puede detectar cualquier vulnerabilidad, así como el IoT que pueda presentarse ante ataques maliciosos y evitar perder la información, es por eso que es la primera opción es resguardar a la compañía a toda costa. 

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *