La revolución social con los NFT

La revolución social con los NFT

Para comprender rápidamente que es un NFT y darle desarrollo al título de este artículo, podemos empezar por entender el término no fungible, un activo no fungible es aquel que es intercambiable entre los usuarios, es único y no es divisible.

Harold Peña CEO Academia Criptosawp.
Harold Peña CEO Academia Criptosawp.

Por: Harold Peña CEO Academia Criptosawp.

(ITNOW)-.  Una vivienda es no fungible, ya que podemos vender (cambiarla entre particulares) es única y no se puede dividir en partes, en tal sentido, un NFT debe reunir estas características, ser únicos, indivisibles, transferibles y con la capacidad de probar su escasez.

Es importante diferenciar un NFT (Non-Fungible Token) y una Criptomoneda; A pesar de que los dos son TOKEN CRIPTOGRAFICOS y operan en la red BLOCKCHAIN, se diferencian en que uno es fungible y el otro es no fungible.

El término fungible se refiere a cosas que se gastan, se deterioran o se destruyen cuando son usadas, por ejemplo, las criptomonedas son tokens criptográficos de carácter fungibles establecido claramente que el concepto de un NFT.

Ver más: Criptomonedas y ciberseguridad: ¿Aliados o enemigos?

Podemos iniciar nuestro camino en comprender el poder transformador que tiene esta tecnología, la cual, se almacena dentro de una cadena de bloque, conocido como protocolo blockchain. Un NFT almacenado en una cadena de bloque nos permite saber quién es el propietario actual y quienes han sido los propietarios anteriores. Ante cualquier intento de estafa o de comercialización ilegítima, se puede ver rápidamente a quien pertenece. Es en este punto donde introducimos una nueva virtud a la tecnología blokchain y a los NFT que es la verificación y autentificación de la propiedad sin necesidad de terceros.

Mediante la tecnología blockchain podemos autenticar y verificar la originalidad de un activo tanto físico como digital sin necesitar la presencia de un tercero que de fe de este procedimiento, recordemos que la BLOCKCHAIN es una cadena de bloque de registros públicos, inalterables, y de verificación de nodos, lo que hace casi imposible de alterar, cambiar, falsificar, o modificar los registros tokenizados.

Estas características le dan un cambio radical a actividades tan esenciales hoy en día, como los son los registros públicos, los registros de identidades nacionales, los registros de autor, los servicios de notarios y profesiones que den fe pública, estamos ante la presencia de una tecnología que cifra, certifica, y mantiene los registros introducidos en la cadena de bloques.

Esta tecnología se pone a prueba con obras de artes, figuras coleccionables, fotos, música, portadas de revistas, entre otros, se esta probando la capacidad de intercambio, la seguridad del registro, la transparencia, y la fiabilidad.

Actualmente hay un mercado activo y en crecimiento de compra y venta de NFT. Este protocolo tiene fundamentos para sustituir de forma progresiva la fe pública, por la verificación e inalterabilidad de los registros almacenados en la Blockchain, y podemos observarla en cada proceso que requerimos de un tercero para certificar o validar una acción como lo sería una transferencia bancaria donde el tercero es el banco, un divorcio donde el tercero es el juez, el traspaso de una propiedad donde el notario seria el tercero verificador, y así muchas otras actividades que hoy en día parecen insustituibles.

Por ello, tres ejemplos muy significativos del desarrollo y alcance de este ecosistema lo podemos observar en el primer tuit de la historia, recién subastado por Jack Dorsey (CEO y fundador de Twitter) y que ha sido adjudicado a cambio del equivalente a US$2,9 millones en Ethereum, una de las criptomonedas más populares junto con el Bitcoin.

También: Un panorama general: la Criptomoneda en América Central

De igual manera, el primer disco NFT es el nuevo trabajo del grupo de rock Kings of Leon, que anunció a comienzos de marzo la venta de su nuevo álbum mediante NFT, convirtiéndose en la primera banda musical en hacerlo, de igual manera la revista TIME, anuncio el lanzamiento de tres tokens, uno de los cuales se pregunta por la muerte de las monedas nacionales, La célebre publicación subastará algunas de sus portadas más icónicas, incluyendo la primera que publicó en que sólo aparecía texto y ninguna imagen de 1966 y donde sobre fondo negro (y bajo el sempiterno título en blanco del semanario) podía leerse en caracteres rojos «¿Is God Dead?» (¿Ha muerto Dios?).

En estos momentos la puja más alta alcanza los US$16,955 y la subasta sigue abierta. A medida que se desarrollen estos ecosistemas, no nos cabe ninguna duda que, en muy poco tiempo, vamos a asistir al surgimiento de un nuevo modelo económico-financiero, un cambio que se está gestando a grandes velocidades. Y esto es así, ya que como podemos tokenizar cualquier cosa (un cuadro, una canción, un corto o un podcast) las posibilidades son, simplemente, inmensas.

Se abre un gran abanico de posibilidades que hará explosionar la creatividad, reduciendo el poder de los intermediarios. Si tienes un activo único que quieras valorizar mediante el uso de la criptografía y la tecnología de libro registro distribuida y blockchain, ya puedes hacerlo con el uso de plataforma que brindan estos servicios.

Así como nos adaptamos a la sustitución del rollo de la cámara fotográfica, el cambio de la máquina de escribir, asumimos el teletrabajo, la telemedicina y los viajes al espacio, así mismo estamos escribiendo un cambio importante para la sociedad. El cambio inició y se está comprobando con los NFT.

Lo último: El bitcoin se desploma tras cierres de minerías de criptomonedas en China