¿Están muriendo las tabletas?

Soy Digital

Es curioso cómo en tan solo unos cuantos años las tabletas han pasado de ser la enorme novedad del universo de la tecnología, a estar en un estado casi vegetativo con débiles signos vitales. ¿Por qué han llegado a este punto?

Róger Gutiérrez

Si bien las tabletas se han transformado en aparatos muy útiles para muchos consumidores, lo cierto es que son menos versátiles que los smartphones. Sus funciones suelen ser casi únicas. Algunos los requieren para trabajar, para estudiar, para acudir a reuniones, no obstante no les dan más uso que ese. Y eso hace que la mayoría de los clientes que tienen una tableta, si la han adquirido de gama alta, no necesiten cambiarla hasta que no pasen unas cuantas generaciones de dispositivos.

Lo contrario pasa con los teléfonos inteligentes y las computadoras. Cuando ya han pasado dos generaciones de smartphones  de la marca que usted usa, probablemente el suyo se considere obsoleto, pues las nuevas versiones saldrán al mercado con más herramientas y con modelos mejorados de las que ya existían.

Por su parte las computadoras, aunque pueden ser mucho más duraderas que los smartphones y tabletas, poseen la característica que una tablet no puede superar como su constante actualización no solo en las herramientas de trabajo, sino también en su plataforma  de ejecución virtual y puede ser mejorada en hardware con la adquisición de nuevo productos por parte de su dueño como la tarjeta de video, ventilación, sonido e imagen, que la harían más rápidas y útiles, aduce el sitio digital IDG.  

 

Le recomendamos: 5 consolas de juegos en línea que fueron el blanco perfecto de los criminales

 

A esto habría que sumarle que los portátiles a la vez se están acercando a las tabletas. Cada vez vemos portátiles más ligeros, y con tamaños más reducidos, lo que hace que sean igual de fáciles de transportar, a pesar de que nos bridan más funciones. En un portátil como un MacBook, podemos ejecutar programas de altísimo nivel que jamás podríamos ejecutar en estos otros dispositivos. Muchos clientes optan crear un gasto mayor y comprar un portátil en lugar de comprar una tableta. Esto está creando que muchos clientes se sientan cada vez menos atraídos por estos artilugios tecnológicos.

Si seguimos con la lista de desventajas, para nadie es un secreto que la herramienta por excelencia en las oficinas continúan siendo las PC e incluso laptops, son más rápidas a la hora de ejecutar cualquier acción, crear documentos, hacer presentaciones, enviare correos o hacer correcciones en algún proyecto.

¿Cuál es su futuro?

En estas circunstancias, cabe preguntarse, ¿qué les espera a las tabletas? ¿Desaparecer? ¿Volverán algún día a ser lo que fueron? Ni una cosa ni la otra. Parece que las tabletas que van a comenzar a triunfar son lo de más nivel, aquellas con enormes pantallas, o con enormes características, que les aceptan ser casi portátiles, sin embargo con posibilidades que las laptops no tienen. Claro está, estas tabletas serán más caras y para un público más reducido. Ese es el futuro de las tabletas, convertirse en aparatos menos vendidos, más caros, no obstante más especializados.

Este artículo está clasificado como: , , , , , , , , , ,

Comentario (1)

  1. Creo que la movilidad como tal seguirá triunfando, más aún con tendencias como BYOC que evoluciona de BYOD. Las pregunta son ¿Las tabletas y laptops de ahora se fusionan o evolucionan por separado? Ambos dispositivos tienen funciones diferentes, mercados muy diferentes, es decir, observemos los sistemas operativos y sus aplicativos hoy en día. ¿Yo puedo instalar un suite completo y complejo en una tableta? ¿Puedo utilizar Apps en un portátil como se hace en una tableta? No. Pero si puedo utilizar un suite de ofimática complejo a través de una nube; si puedo utilizar un navegador en el portátil e instalar algunos Apps… No son comparables, por eso no se desplazan, se complementan. Uno de los mayores problemas a los que nos enfrentamos es la sincronización de datos, al trabajar con una tableta como agenda o dispositivo para campo no es sencillo luego pasar los datos al portátil, es entonces donde de forma natural nos pasamos a las herramientas como DropBox y Google Drive… inicia el desorden. El complemento es importante a través de los equipos pero requieren conectividad y una capa de software que facilite la independencia del “chunche”, del equipo. Esto lo puede facilitar las herramientas en la nube… el reto entonces se traslada al aplicativo y a la conectividad.
    Entre las otras características está el precio, son muy diferentes. El peso es otra variable donde la separación entre los dos dispositivos se vuelve importante, pero la más crítica es la capacidad de procesamiento; allí la brecha es muy considerable y por ahora parece irreconciliable.
    En fin… la discusión está en el tapete hace ratos… he incluso las fusiones entre ambos mundos también, Es claro que en el futuro mucho de lo que hacemos con un dispositivo será realizado por los objetos cotidianos como el caso actual de los relojes y la ropa.

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR