El Wi-Fi 6, el espectro de 6GHz y el Wi-Fi 7 crearán nuevas oportunidades para la presentación y el soporte de servicios en los próximos años.

Los cambios en la tecnología de Wi-Fi permitirán que los proveedores puedan ofrecer nuevos servicios durante los próximos tres años. Según Marcos Takanohashi, VP para América Latina y Caribe, Service Provider de CommScope, estos tres avances llegarán al mercado uno tras otro, la disponibilidad de puntos de acceso Wi-Fi 6; la liberación del espectro de 6GHz en todo el mundo y los nuevos dispositivos Wi-Fi 6E que lo soportan; y la resolución de características de funcionamiento con las que contará el Wi-Fi 7.

Esto ocasiona mucho trabajo para cualquier proveedor de servicios, especialmente porque algunos aún tiene que desplegar soluciones Wi-Fi 6 en la región. Es por esto que será de suma importancia que los proveedores encuentren el mejor balance entre la disponibilidad de puntos de acceso y los clientes que realmente los requieren. Asimismo, habrán nuevas dinámicas en juego, al igual que cuando 802.11n introdujo el espectro de 5GHz y la aplicación más conocida era el soporte para la transmisión de video sobre IP, que todavía constituye más del 80% de todo el tráfico en redes domésticas.

Le puede interesar: ¿Por qué necesitamos más especialistas en nube?

Empecemos por lo que está disponible hoy en día: gateways, puntos de acceso y extensores para Wi-Fi 6, que llevan más de un año en el mercado. Cuando estos puntos de acceso sustituyen a la tecnología Wi-Fi 5 de la generación anterior, el rendimiento de la red Wi-Fi en un hogar con una serie de dispositivos (Wi-Fi 4/5/6) aumenta, al igual que su alcance.

La tecnología de Wi-Fi 6E es una de las mejoras más significativas para el Wi-Fi en los últimos años, con su adición de espectro de 6GHz. Además, de brindar un respiro muy necesario para el tráfico en las bandas de 2.4 GHz y 5GHz, el Wi-Fi 6E ofrece una mejor calidad a los usuarios y acepta nuevos servicios de baja latencia, alta velocidad y con conexión a internet.

Además: Adapte su entorno a un ambiente más digital

La magia de esta tecnología es que sólo los dispositivos con capacidad para este tipo de Wi-Fi pueden utilizar este nuevo espectro, por lo que su uso acelera la adopción de las nuevas características de eficiencia del Wi-Fi-6E y proporciona un beneficio inmediato a los nuevo servicios de alta velocidad, congestión y baja latencia.

Sin embargo, esto trae consigo algunos inconvenientes, en primer lugar las autoridades regulatorias de cada país deben aprobar 1.2GHz o 500MHz de espectro para ponerlo a disposición del uso sin licencia de Wi-Fi. Asimismo, las autoridades regulatorias deben decidir los niveles de potencia para el uso móvil, interior y exterior de la Wi-Fi de 6GHz, y la introducción de las radios tribanda de 2.4GHz, 5GHz y 6GHz traen consigo una nueva complejidad.

Lea: Estafas en Facebook Live: buscan robar datos de tarjetas de crédito

El Wi-Fi 6E es una solución que se desarrollará durante el 2022 en la mayoría de los países. Cabe recalcar los países que ya han creado los acuerdos normativos necesarios para la banda de 6GHz como Estados Unidos, Corea del Sur, Chile, India y el Reino Unido, necesitarán algún tiempo para ver las soluciones de 6GHz desplegadas.

La tecnología del wi-Fi 7 consta de una rápida evolución de Wi-Fi 6E y amplía el trabajo de las nuevas características alineadas con el espectro. Para completar el viaje del Wi-Fi e intentar igualar la capacidad de cualquier solución por cable, el Wi-Fi 7 añade varias características nuevas, pero dos de ellas en particular definen lo que es y dónde se utilizará.

Las dos características principales son los canales de 320MHz, esto presentan una mejora significativa respecto al soporte de 160MHz en Wi-Fi 5/6, 320 Mhz amplía las modulaciones a 4K QAM. Y el funcionamiento multienlace/multibanda, debido a que los puntos de acceso y la tribanda se convertirán en la norma a partir de 2023, la especificación del Wi-Fi está integrando la posibilidad de que el punto de acceso y el cliente remita el tráfico en las tres bandas (2.4/5/6Ghz) y que la propia Wi-Fi MAC administre las decisiones sobre cómo enviar y recibir estos flujos IP en las bandas múltiples. Esto reemplazará a la dirección de banda específica que se ve hoy en día, que lleva a los clientes a la banda correcta para obtener el mejor rendimiento.

También: La red 5G y su consumo energético: ¿Es posible la sostenibilidad en la industria de centros de datos?