Llegó el momento de romper los sistemas heredados

Quisi Aguilar

En el mundo IT no es de extrañarse que las plataformas pasen de moda en segundos, ya que todos los días hay nuevos programas y tecnologías, a pesar de esto muchas compañías cuentan con sistemas legacy. Quizá se pregunte, ¿por qué sistemas menos actuales ocupan un lugar en el departamento de tecnología?, la respuesta es sencilla, si se encuentran ahí es porque la aplicación o equipo aún funciona y resuelve problemas del negocio, el hecho de no hacerle cambios sustantivos lo convierte en un sistema heredado.

Lo cierto es que muchos de líderes de IT no piensan tenerlos en sus empresas toda la vida, por eso están buscando la manera de romper esas cadenas del pasado para obtener mejores resultados, optimización de procesos y servicios.

Para dar el primer paso hacia la nueva era, se necesita una visión y plan operativo alineados a los beneficios del negocio, el cual debe tener herramientas que le permitan automatizar recursos y gestiones de la organización.

A través de esta visión se podrán asumir nuevos retos y tecnologías, un ejemplo de ello es la incorporación de la nube, la cual promete beneficios como autoservicio, acceso ilimitado en cualquier dispositivo, abaratar costos, servicios medidos y elasticidad.

Actualmente muchos de los CIO de la región lidian con los legacy y la mayoría de ellos se muestran preocupados, porque si bien es cierto que estas plataformas resuelven inconvenientes también limitan la incorporación de elementos nuevos.

Le recomendamos: Las infraestructuras de la región serán más flexibles

“Los CIO de la región están lidiando con los sistemas heredados con obstáculos como costos de mantenimiento, ciclos de soporte expirados, cambios en regulaciones, documentación desactualizada, personal capacitado para la administración, dificultad para hacer cambios en las aplicaciones, entre otros”, explicó Elber Hidalgo, gerente de servicios de Conzultek.

Esto significa un reto para los directores de tecnología, ya que regularmente el core de los negocios es un sistema heredado que se ha venido desarrollando y son muy difíciles de manipular, más cuando este tipo de herramienta ha ofrecido la estabilidad, la rapidez de procesamiento o simplemente la vorágine de los entornos de negocios no ha permitido una migración paulatina.

Por eso, el segundo paso para vencer esos obstáculos es crear un equipo de trabajo que asegure la actualización de las aplicaciones a nuevas versiones para la mejora continua y al mismo tiempo la adopción de procesos de metodología que hagan más eficiente el desarrollo del negocio.

En tercer lugar se pueden integrar herramientas que están en los sistemas heredados a nuevas tecnologías, con lo que se logra una reducción de costos e incluso procesos, al unificar la información se pueden romper los legacy con nuevas soluciones que permitan mayor compatibilidad y más espacio para aplicaciones.

Combinación de mundos

“Le podemos dar aire a los sistemas heredados para tener novedades y funcionalidades de manera relativamente rápida, pero eso no ataca el problema de raíz que es seguir dependiendo del core de muchos procesos de negocio en la parte legacy. Si hay elementos de integración para aprovechar las bondades de las nuevas tecnologías y seguir teniendo la posibilidad de usar los core como back end, pero eso no los elimina y sigue prevaleciendo la necesidad de ir migrándolos de manera paulatina”, determinó Karlo Flores, general manager, Swat Consulting Services.

El siguiente paso es la migración de sistemas, la cual ofrece la posibilidad de integrar en una misma solución informática las aplicaciones de la organización y crear procesos de colaboración con clientes, socios y diferentes proveedores.

De acuerdo con Flores, el vendor log in no permite salir de una arquitectura de hardware o de software como una de las limitantes en la contratación de recursos en este tipo de sistemas, entonces siguen estando ahí, se pueden integrar pero eso no exime a los directores de tecnología en la búsqueda de estrategia para migrarlos.

Lea también: Sobreviva a los cambios de su departamento

En caso de integrar o migrar los sistemas heredados con aplicaciones corporativas desarrolladas en los nuevos ambientes, se recomienda hacer una categorización de esos sistemas legacy, ver el grado de acoplamiento que tienen con las plataformas de hardware y software, después buscar la ruta de migración o sustitución.

Actualmente hay muchos productos en el mercado que ya superan con creces las características y necesidades de estas plataformas o infraestructuras, sin embargo habría que acompañar ese proceso de transición con un cambio organizacional y modificaciones de procesos.

Con este nuevo rumbo de modelo es posible que los CIO enfrenten dificultades y retos en el camino, uno de ellos es que es que muchos de esos sistemas se han encarnado en los procesos de negocio y pueden atentar contra la estabilidad, por lo que se debe evaluar es el impacto de ese proceso de migración y el beneficio.

Un ejemplo es el caso de Freddy Quintero, encargado de seguridad informática en el Banco Central de Nicaragua, quien aseguró que algunos de los retos tienen que ver con los recursos económicos, ya que realizar cambios tecnológicos conlleva una inversión de capital, pero las empresas ven esta inversión como un gasto y por ende no le prestan suficiente importancia.

“Por este tipo de razones las empresas prefieren seguir trabajando con los sistemas que ya están implementados y no experimentar o avanzar con la tecnología, pero nosotros planteamos los proyectos de manera objetiva previendo todos los escenarios en pro y en contra”, dijo Quintero.

Otras dificultades son la resistencia al cambio y falta de personal capacitado para implementación.

Para Karlo Flores, en ese proceso existen muchos riesgos como la estabilidad que pueden sufrir las aplicaciones actuales con un proceso de migración, la imposibilidad tecnológica de sustituir los aplicativos legados con el mismo nivel de performance y escalabilidad que tienen los aplicativos actuales.

Antes de este tipo de migración es importante ver las señales que le dicen cuándo un sistema legacy debe ser sustituido o modernizado.

“Cuando los sistemas heredados se empiezan a sentir como una carga y esto se siente más cuando ya no son compatibles con los procesos actuales de negocio o cuando el costo de su mantenimiento empiece a ser muy alto”, dijo Eber Hidalgo.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *