Los hombres más fuertes de TI

IDG/Redacció;n

 

Ser un lí;der excepcional es algo más que hacer el trabajo, es equilibrar las necesidades del trabajo, metas y objetivos con el quipo de trabajo, sin embargo ante el cambio del rol sobresalen las siguientes caracterí;sticas:

 

Direccionan al personal en el departamento: Lo que significa ser un lí;der es diferente a lo que se conocí;a hace 10 años, la forma de mando y control del pensamiento llevan a que el CIO se de cuenta que el trabajo se realiza en equipo.

 

Manejan los diferentes retos de TI:  la complejidad y la integració;n de sistemas, procesos y aplicaciones que a menudo dan lugar a grandes apagones y problemas de inestabilidad se vuelven de gran presió;n para el lí;der, sin embargo deben buscar siempre la mejor forma para lograr los resultados de la mano del CEO.

 

Siguen aprendiendo y creciendo constantemente: siempre hay incendios que apagar y plazos que cumplir, aunque les haga falta tiempo extra.  Las demandas de los roles implican retos y amenazas y aunque el CIO no logre por completo su objetivo, es tan solo un sinó;nimo de aprendizaje para la compañí;a en general.

 

Aprenden habilidades de comunicació;n: este elemento es fundamental para un gran lí;der, por lo que necesitan mantenerse en contacto con los demás departamentos y dejar claro el mensaje. Los lí;deres eficaces saben có;mo enfrentarse a las diversas situaciones, con cada tipo de persona.

 

Toman decisiones: No siempre se pueden dar el lujo de analizar mucho la situació;n, por lo que enfrentarse a la toma de decisiones rápidas lo hace crecer como lí;der.

 

Conocen a sus clientes: Cuando un lí;der proporciona herramientas debe hacerlo con forme a las necesidades de su cliente, por que debe conocerlo y analizar cada uno de los procesos que hace para poder lograr el objetivo.

 

En la galerí;a adjunta le presentamos algunos lí;deres de la indrustria, que luchan diariamente por sacar adelante la empresa desde el departamento de TI.