Microsoft reabre sus oficinas en Estados Unidos luego de dos años

Microsoft reabre sus oficinas en Estados Unidos luego de dos años

Microsoft reabre sus oficinas sus oficinas cerradas a principios de 2020, ha anunciado a sus empleados que tendrán que retornar a la sede de Washington (incluida la sede central de Redmond) el próximo 28 de febrero.

  • La empresa desarrolladora de software planea volver a la presencialidad en sus oficinas tras la pandemia a partir del próximo 28 de febrero.

(ITNOW).- Luego de años difíciles para los trabajadores de muchos sectores económicos, la luz al final del túnel comienza a verse y cada vez son más las grandes empresas que deciden retornar a la presencialidad. 

Claro que esto no significa que todo volverá a ser como antes, porque los hábitos ya fueron cambiando y el teletrabajo también seguirá siendo una opción. En este sentido, el personal tendrá 30 días para volver adaptarse y resolver con sus superiores cuáles serán sus formas de trabajo, ya sea presencial, virtual o de manera híbrida.

Además, Transforme su empresa en un negocio inteligente

La decisión de la empresa estadounidense fue tomada en base a las altas tasas de vacunación en la región, sumado a los bajos números de hospitalización y muertes.

En relación con las empresas similares, como Meta o Apple, la primera de éstas anunció que volverá a la presencialidad a fines de marzo, mientras que la otra todavía no tiene claro cuándo regresará a las oficinas. Otras como Amazon, por ejemplo, ha decidido quitar los tapabocas para sus empleados en almacén que están vacunados.

Poco a poco las empresas empiezan a dejar atrás el covid-19 y si Microsoft reabre sus oficinas, da cuenta que sus autoridades consideran que lo peor de la pandemia ya ha pasado. Sin embargo, sus herramientas como Teams o Viva, obligará a replantear a los gerentes los métodos de trabajo, que también han sido muy eficientes y prácticos para sus empleados.

Tal vez le interesa Prioridades y desafíos del customer experience que enfrentan ejecutivos

El final de la pandemia parece cada vez más cerca, y las grandes empresas comienzan a pensar y diagramar cómo será la nueva normalidad.