Mitos y realidades de los data centers

Soy Digital

Las operaciones en la infraestructura de almacenamiento de datos es una práctica común para muchos departamentos de TI no solo en Centroamérica, sino también en el mundo entero, sin embargo existe muchos mitos que rodean esta labor y de los cuales las empresas podrían ahorrar mucho dinero si conocieran la realidad.

Róger Gutiérrez

 

Uno de los primeros mitos que rodea a los centros de datos es el del número de proveedores de servicio eléctrico que debe haber para sostener al data center que posea cierto nivel de Tier. Algunos creen que es necesario tener dos o más cometidas eléctricas, pero según Josué Ramírez, director de desarrollo de negocios del Uptime Institute para Latinoamérica, esto es un verdadero mito.

 

Esto es falso. El departamento de TI puede tener dos, tres, uno o cero proveedores de servicio eléctrico, pero esto dependerá siempre de la potencia de la infraestructura y los servicios que ofrezca así como del nivel de Tier al que haya optado”, aseguró el director durante un evento de Grupo Electrotécnica en Costa Rica.

 

Además el servicio eléctrico dependerá también de dónde se vaya a ubicar el data center, pues si se encuentra en una zona remota, es mejor que la infraestructura posea un respaldo eléctrico además de la fuente que ya utiliza, pero si se ubica en una zona urbana y sucede una eventualidad en el servicio eléctrico, el proveedor tiene la posibilidad de desplazarse hasta el sitio y reparar el daño.

 

No se pierda: Fibra óptica llegará hasta el hogar de cada costarricense

 

Josué Ramírez afirma que cuando un data center adquiere el nivel Tier III o IV, es posible que no sea necesario que posea más de un proveedor de energía ya que este serviría de respaldo pues las infraestructuras que adquieren este nivel, por lo general poseen sus propias fuentes de poder ya sea por generación eólica, hidrocarburos o energía solar, lo que se hace más económico y confiable.

 

Otro de los mitos más comunes, asegura Ramírez, es el concepto de Tier. Él asegura que es falso cuando se piensa que un data center Tier IV es mejor que un Tier II o I, sino más bien, el verdadero significado de estos niveles se basa en el objetivo de negocio para el que sea construido, su arquitectura y capacidad de almacenamiento. El director aduce que puede ser tan efectivo un data center pequeño que uno grande, solo que cada cual está adaptado al servicio que ofrecen.

 

Por ejemplo, un Tier II significa que se puede apagar el data center por un tiempo determinado para darle mantenimiento, como es una infraestructura que solo da servicio a ciertas horas, sus ingenieros pueden darse el lujo de desconectarlo por un tiempo.

 

 ¿Qué beneficios tiene la virtualización de centros de datos?

 

El Tier III necesita tener una parte de su infraestructura conectada mientras la otra mitad está en mantenimiento, esto es porque posiblemente ofrezca un servicio por jornadas más extensas y el Tier IV no puede desconectarse nunca debido a que su función es ininterrumpida por lo que su mantenimiento debe ser más especializado y cuidado por el constante flujo de energía.

 

Estos son los aspectos que deben valorar los departamentos de TI cuando van a hacer la inversión en la construcción o renta de un centro de datos, deben conocer muy bien sus necesidad y los servicios que van a necesitar para así no gastar de más.

Este artículo está clasificado como: , , , , , , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR