El seguro cubre estafas cibernéticas como phishing, spoofing, llamada tripartita, vishing, sustitución de identidad, entre otros.

Una de las mayores preocupaciones de las personas al realizar sus transacciones por Internet es la protección de sus datos y toma mayor relevancia cuando la pandemia ha acelerado el proceso de digitalización de los servicios financieros, lo que genera un mayor riesgo de caer en la trampa de los ciberdelincuentes.

En este contexto, nace el primer seguro contra fraudes electrónicos, impulsado por BAC Credomatic en Costa Rica. La póliza cubre las pérdidas por transferencias de fondos producto de actos fraudulentos a través de la Banca en Línea.

Lea: Fuerza de trabajo: la prioridad de las innovaciones de HP para el futuro

Además, protege contra otros tipos de peligros para los dispositivos móviles como virus, malware u otros tipos de programas malignos que podrían generarle perjuicios al usuario, no solo a través de banca electrónica.

De acuerdo con un estudio realizado por la entidad, una gran mayoría de usuarios digitales pide mejor seguridad y prácticamente la mitad manifiesta que este tema es su principal preocupación. Por esa razón, el Banco y Aseguradora del Istmo (ADISA), se dedicaron en los últimos dos años a desarrollar un producto que cubriera estafas cibernéticas como phishing, spoofing, llamada tripartita, vishing, sustitución de identidad, entre otros.

Durante este año percibimos un crecimiento importante en el uso de nuestros canales digitales y, a nivel de la industria, las estafas siguen aumentando, por lo que decidimos crear un producto que le diera seguridad a los usuarios a la hora de realizar cualquier compra por este medio y contar con protección adicional a las ya ofrecidas por nuestra entidad, como lo es el doble factor de autenticación que tienen nuestros sitios”, dijo Alejandro Rubinstein, vicepresidente de Canales de Servicio y Experiencia al Cliente de BAC Credomatic.

Le interesa: Uber registró 122.000 nuevos usuarios durante la pandemia en Guatemala

Este es un seguro colectivo denominado Banca en Línea y registrado ante la Superintendencia General de Seguros (SUGESE), con el código G07-49-A07-824. La póliza fue contratada por BAC, por cuenta de sus clientes, con Aseguradora del Istmo (ADISA, licencia: A07) e intermediado por BAC Credomatic Corredora de Seguros S.A. (licencia: SC-12-116).

Rubinstein indicó que BAC Credomatic se ha caracterizado por reforzar la seguridad de sus canales digitales y brindar asesoría a sus usuarios para evitar ser víctimas de estafas. Aun así, la ciberdelincuencia sigue al acecho y por eso es mejor estar más que protegidos con una póliza única como esta.

Lea: Así la tecnología podría ayudar en la distribución de la vacuna contra el covid-19