¡Necesitamos infraestructura e innovación!, grita la industria IT

Redaccion

Según datos del Foro Económico Mundial Centroamérica y el Caribe heredan retos que no los dejan avanzar en tecnología.

Juan José López Torres / Selene Agüero Reyes

 

Retroceso es el término que predomina cuando se hace un balance de cómo está Centroamérica y el Caribe en materia de desarrollo y competitividad de las Tecnologías de la Información y Comunicación. Sin querer ser pesimistas, los resultados del Foro Económico Mundial, la visión de expertos y de representantes estatales confirman que la región enfrenta y seguirá así por mucho tiempo grandes retos en este ámbito, aunque hay aspectos muy específicos que sobresalen, como la penetración de la telefonía y el acceso masificado a dispositivos móviles, que propició la reducción de sus costos.

 

Existen necesidades fundamentales para el desarrollo de cada sociedad que forman parte del bloque y urge de acciones certeras y estructuradas tanto de la parte gubernamental como de la privada, coincidieron los consultados, además que deben estar enfocadas en el refuerzo de la educación y formación de nuevos profesionales con capacidades tecnológicas.

 

Por otro lado, aunque hay algunas acciones gubernamentales incipientes para mejorar el desarrollo y la competitividad, los desafíos actuales y venideros requieren de ser enfrentados como bloque de naciones si no se quiere perder oportunidades con el resto del planeta en todos los ámbitos sociales, pero partiendo desde el orden interno de cada país.

 

Más del especial web:El sube y baja de los rankings de tecnología

A continuación se explica un análisis  que incluye similitudes, diferencias, ventajas y desventajas que tienen las naciones evaluadas. Ventajas que le dan un mejor posicionamiento y desafíos por cumplir que cada vez se hacen más grandes. 

 

Guatemala: La gran deuda

Desde hace un cuarto de siglo, el país tiene acceso a Internet, sin embargo, los porcentajes de accesibilidad y penetración no son significativos como para posicionarse como un líder.

 

Una de las causas es que la visión estratégica no formó parte de los planes de nación sino hasta la actual administración gubernamental, de acuerdo con la apreciación de un funcionario del Estado.

 

Juan Carlos Argueta Medina, cuarto viceministro de Tecnologías de la Información y Comunicación, confirmó que hasta hace cuatro años, no existía una consideración objetiva de que el Gobierno debía apostarle más al tema como un eje de relevancia, tanto como lo hace con la seguridad ciudadana o la actividad económica.

 

Consideraba “que (el tema) solo se le vinculaba a las personas que reparaban computadoras…” y por eso no se dio “una inversión que respaldara el discurso que se quería”. Sin embargo, el plan elaborado en 2010, se configuró para que la vigencia sea hasta el final de esta década, un año clave para muchas cosas, entre ellas la explosión de datos por la mayor cantidad de dispositivos móviles y tendencias como big data, movilidad e Internet de las Cosas.

 

A pesar de esa carencia, el último año fue bueno en varios aspectos relacionados con la cantidad de usuarios conectados a Internet, la penetración de la telefonía móvil y el crecimiento del acceso en centros escolares, según el Índice Global de Tecnología de la Información del Foro Económico Mundial.

 

El Salvador es más competitivo

 

A pesar de haber sufrido varias caídas en el camino, el país mejoró en el ranking de competitividad y de desarrollo. Cuando se lo evalúa por su rendimiento en infraestructura y contenidos digitales, obtuvo una puntuación favorable con tendencia al alza, aunque detalladamente, se trata de aspectos muy finitos más no de una generalidad.

 

Existe una debilidad en la falta de certeza de cuántas empresas forman parte de la modernización del sector, según un informe que emitió en diciembre anterior la Cámara Salvadoreña de Tecnologías de Información y Comunicaciones (Casatic).

 

Por ello se califica a este sector como “estadísticamente invisible” al verlo como rubro de la economía nacional. En contraste, en 2011 el Ministerio de Economía contabilizó a 1,787 empresas en este sector, estando el mayor porcentaje en el sector de las telecomunicaciones.

 

En nuestro especial: ¿Cómo llega la industria IT al 2015?

 

Honduras da clases

Uno de los aspectos positivos de este país tiene que ver con el manejo de la educación, aunque, como en la mayoría de sus vecinos, también tiene cuentas pendientes y por saldar.

 

Pese a que la mejoría es leve en la calidad del sistema educativo (respecto de las necesidades de la economía), los porcentajes de educación secundaria y alfabetización de adultos son aceptables. Entre sus desafíos está llevar a la matemática y la educación científica a ese nivel.

 

Otros puntos a favor son el uso comercial de las TIC, que mejoró de forma sobresaliente en el último lustro, y haber avanzado 36 puntos en la absorción de la tecnología en las empresas, su capacidad de innovación, la capacitación del personal, y el uso del internet de negocio a negocio y hacia los consumidores.

 

Nicaragua, a vuelta de rueda

 

Esta nación experimenta carencias y rezagos severos que no la dejan despegar, según las estadísticas del Foro Económico Mundial.

 

En el informe de 2014-2015, se ubicó en el puesto 128 de los 143 países evaluados y compartió la baja calificación junto con Malí, Camerún o Lesoto, los cuales tienen los mismos problemas en infraestructura, asequibilidad, impacto económico y social, entre otros.

 

Aunque el Consejo Nicaragüense de Ciencia y Tecnología (Conicyt) trabaja desde 2007 de forma articulada con el Gobierno, la empresa privada y las universidades trabajan para que exista un ambiente y cultura hacia el uso de las tecnologías, esto “no es palpable; el país sube y luego cae, pero a nivel local se ve que está subiendo en nivel ciencia y tecnología”, según Moisés Gómez, director de la entidad.

 

Sin embargo, el ascenso no es posible hacerlo uniforme con el resto de la región y obliga al Estado a plantearse sus propios parámetros para alcanzar la proyección internacional. En la medición 2014-2015, Nicaragua mejoró en 16 posiciones, respecto del periodo anterior.

 

Un dato de la UIT indica que, de los 4 300 millones de personas que no están conectados a Internet, el 90% vive en países en desarrollo.

 

Panamá tiene la infraestructura pero no el talento

La buena inversión en el sector de las tecnologías es una de las ventajas del país sin embargo una de las debilidades se enfoca en la educación, lo que le impide aportar los profesionales necesarios por el mercado en esta área a las actividades económicas, además de los desafíos que supone en materia de exportación de productos de alta tecnología y utilidad de patente por cada millón de habitantes.

 

En contraste, la falta de sinergias entre los sectores público, privado y académico es su piedra en el zapato, algo en realidad vital para consensuar en las áreas de prioridad y seguir mejorando la competitividad hacia el futuro.

 

República Dominicana mejora pese al retroceso

El país caribeño ha mejorado en la gestión estatal y el sector privado, según la óptica de la industria de las TIC. A la mitad de la década, y en comparación con 2010, el país retrocedió en desarrollo de tecnologías y competitividad global en comparación con el discurso gubernamental que ha anunciado diversas iniciativas públicas y privadas de desarrollo tecnológico.

 

Por contradictorio que parezca, ha tenido saltos cualitativos y cuantitativos, estima el director general de la Oficina Presidencial de Tecnologías de la Información y la Comunicación (OPTIC),  Armando García.

 

La confianza de las empresas privadas a contribuido a ese crecimiento ya que estas cada vez creen e invierten cada vez más en las plataformas tecnológicas que poseen para su uso interno y externo, en donde el componente de ciberseguridad goza de gran preponderancia.

 

“Buscan la forma de hacer más eficientes sus procesos, por ejemplo, con una buena migración de sus datos a la nube. Este interés impulsa las tecnologías de la información de manera sostenida. (Pero) hay desafíos: falta una educación que profundice en estas herramientas que ya son parte del mundo productivo”, agregó José Mora, presidente de DTS.

Más información: 

¿Cómo llega la industria IT al 2015?

El sube y baja de los rankings de tecnología

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR