Nicaragua debe crecer en competitividad

Velia Agurcia Rivas

“Nicaragua no puede dar saltos cualitativos y cuantitativos mientras su fuerza productiva no abrace esos temas que tienen que ver con la ciencia, la tecnologí;a, innovació;n y el emprendedurismo”, manifestó; el Vicepresidente de la Repú;blica Omar Halleslevens, durante la presentació;n del informe de Economí;a del Conocimiento.

Ayer tanto el General en retiro Halleslevens, como Jorge Huete de la Academia de Ciencias de Nicaragua, destacaron la importancia de la inversió;n en tecnologí;a para la industria y la ciencia de manera que el paí;s pueda salir de la cola de paí;ses competitivos y subir de nivel en los pró;ximos años.

“No queremos ser el pró;ximo Sillicon Valley (California, EE.UU), sino cerrar brechas tecnoló;gicas”, aclaró; Fernando Quezada, representante del Biotechnology Center of Excellence Corporation y coordinador del estudio. Para él, se deben crear parques cientí;ficos y tecnoló;gicos como la Ciudad del Conocimiento (Monterrey, México), Emplearte (Argentina) y Centros de Excelencia (Massachusetts, EE.UU), que fueron especí;ficamente desarrollados para este tipo de economí;a.

En la presentació;n del estudio Economí;a del Conocimiento en Centroamérica se identificaron los retos que Nicaragua debe vencer “si quiere ser un paí;s serio en esta materia”, aseguró; Huete. Entre ellos están la debilidad de la educació;n que es actualmente “el principal cuello de botella del desarrollo de las tecnologí;as y ciencias del paí;s”; el atraso tecnoló;gico y los í;ndices de pobreza general que se han reducido al 44% en los ú;ltimos años, aunque todaví;a no es suficiente.

Atraso tecnoló;gico y educació;n

“Nicaragua se encuentra rezagada para competir en una economí;a sustentada en el conocimiento. La gente no tiene acceso a Internet porque no hay computadoras, apenas un 5% de las escuelas tienen una computadora y la població;n no tiene Internet”, señaló; Huete.

Con el evento se pretendí;a identificar las posibilidades que poseen estos paí;ses para transformar su infraestructura, sistema educativo y de innovació;n,  régimen institucional y comportamiento de su economí;a (generalmente relacionada a industrias textiles y agrí;colas) para dar paso a un sector que no só;lo consuma tecnologí;a, sino que también la desarrolle.

Hasta el momento, otras ciudades latinoamericanas han logrado un desarrollo significativo en el tema. Centroamérica parece no estar muy lejos, pues El Salvador cuenta con un proyecto de mantenimiento de aviones que involucra plataformas tecnoló;gicas mú;ltiples (Universidad Don Bosco), Honduras desarrolla estudios sobre VIH/SIDA y Dengue en laboratorios de la Universidad Nacional Autó;noma, Guatemala tiene un campus tecnoló;gico y Nicaragua un Centro de Biologí;a Molecular y la Academia de las Ciencias.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *