¿Cómo Tom Cochran logró incorporar una infraestructura de tecnología abierta en la Casa Blanca?

Adrian Gonzalez

El creador de la plataforma “We the People” considera que la tecnología es habilitadora siempre que sea implementada de manera correcta.

Alexei Tellerías

Tom Cochran fue director de tecnología digital de la Casa Blanca durante la administración Obama. Fue también el responsable de la plataforma “We the people” que dio voz a los ciudadanos estadounidenses ante el gobierno. Y en Technology Day 2018 República Dominicana tuvo a su cargo el keynote de cierre ante un Malecón Terrace a toda capacidad.

Antes de empezar, se ganó al público al comentar su amor por el béisbol y por muchos jugadores dominicanos, lamentando que la temporada de béisbol invernal aún no hubiese comenzado para poder asistir a algún juego. Pasó de inmediato a recordar que para que Barack Obama fuese electo el primer presidente afroamericano de Estados Unidos fueron necesarias muchas cosas. “Mucho tuvo que ver con lo digital, con las redes sociales, pero también con la cultura de innovación y con la gente”.

Y precisamente, posicionando a  la gente como el elemento primordial, en su primer día de mandato firmó el decreto que creaba el “Open Government Partnership” o asociación para un gobierno abierto, el cual buscaba que el gobierno trabajara de manera abierta, directa y transparente, “en respuesta a los métodos de trabajo de la administración anterior. Citó como los tres pilares de un gobierno abierto la transparencia, la participación y la colaboración.

Lea también: Conozca la agenda del Tech Day República Dominicana 2018

No obstante, pese a lo fácil y sencillo que podría parecer al principio, no fue así. “Bienvenidos a la Casa Blanca, donde la tecnología es terrible y nada funcionaba”. El experto reveló que se llegó a un ambiente en donde cada cuatro días el correo electrónico no funcionaba, carecían de conexión inalámbrica y los equipos eran anticuados. “¿Se imaginan llegar a La Oficina Oval y decirle al presidente que hoy es jueves y por eso no hay correo electrónico funcionando?”, Bromeó.

El proceso de cambio, dijo, empezó con analizar la situación. Observar la gente con la que se estaba trabajando. Y ahí, se dieron cuenta de que “amaban los procesos”. “El gobierno amaba el proceso, la burocracia, esa es la experiencia fundamental, entonces habían formularios, habían reuniones y habían reuniones sobre cómo llenar los formularios…” y en el camino, agrega, parece que la gente en general olvidó que los procesos existen “porque necesitamos los resultados. El proceso debe llevarte a los resultados, y si no te enfocas de ir de A hasta B, ¿cuál es el propósito del proceso?

Desde esta reflexión se motivó a que todo fuese orientado a resultados, “doblando una que otra regla aquí y allá pero sin ser antitéticos y usando el sentido común”.

A partir de acá se trabaja el proyecto de que la transformación digital ayudara a que la experiencia gubernamental fuese mejor usando tecnología. Tom explicó que la idea de un gobierno que escuche como parte de una democracia fue establecida por los fundadores de la nación norteamericana en su primera constitución. “El gobierno tiene que escuchar a la gente. Y la mejor forma de hacerlo es a través de una petición.”

Nota relacionada: Innovación en el sector hotelero de la mano de las tecnologías

Así, en mayo de 2011 surgió la idea de crear una plataforma online de peticiones. Cochran explicó paso a paso las nueve etapas, que incluyeron varias veces consultar con abogados, y la octava, que fue cuando Obama informó que pretendía anunciar su lanzamiento durante la Asamblea General de las Naciones Unidas. “Se lo va a decir a todos los líderes mundiales. No, no hay presión. Cuando el presidente lo va a anunciar, mejor lánzalo”, bromeó.

De esta forma, el 22 de septiembre del mismo año surgió “We the People”, nombre tomado de las primeras tres palabras de la primera constitución. “Ahora tenemos la tecnología para que cualquier persona en el país, de hecho cualquier persona en el mundo, pudiese comunicarse con el gobierno”. Agrega que uno de sus grandes aprendizajes fue que pocas horas luego de su anuncio, la plataforma colapsó por el exceso de visitas, necesitando unas 48 horas para poder recuperarse completamente.

Al final de la administración Obama, explicó Tom, se registraron 500 mil peticiones y más de 40 millones de firmas. Más aún, “la plataforma aún existe y sobrevivió un cambio de administración”. Pero además, estas estadísticas son un buen indicio para un sitio en línea gubernamental si se parte de la premisa de que “los websites gubernamentales no suelen ser buenos”.

Haciendo un resumen de los principales aprendizajes con la plataforma, desde un punto de vista de una organización es que lo primero que se necesita para la transformación digital es una credibilidad. ”No puedes venir a cambiar una organización como un toro dentro de una tienda y esperar éxito. Hay que ganarse la confianza de la gente que va a trabajar contigo”, pero también tiene que establecerse con humildad. “Necesitas empatía con la gente que estás trabajando”.

Más información: El secreto para sacarle provecho a los datos

Lo segundo es saber tomar riesgos porque para innovar hay que correrlos y si se corren riesgos también se puede fallar. Demostrar el valor del riesgo, afirmó. En tercer lugar es el uso correcto de la tecnología. “Asegúrate de que le estás dando a la gente herramientas correctas para hacer su trabajo”, citó, al tiempo de ejemplificar que uno no le da cubetas de agua a un bombero para que apague grandes incendios. “No le pidas a tu gente que haga grandes cosas si no tiene las herramientas correctas”.

Finalizó recordando que los nativos digitales “casi salen del vientre listos para usar las nuevas tecnologías”, lo cual es importante para todo empresario en proceso de transformación. 

“Porque eventualmente todo mi dinero les llegará vía nosotros hasta ustedes”. Y si una organización no está posicionada para entregarles a ellos lo que quieran, como quieran y cuando quieran, o si no están en la capacidad de escucharlos como clientes, “entonces alguien más sí lo va a hacer y estarás en problemas. Esta es la forma como el mundo se está moviendo y como líderes empresariales tenemos que encontrar una forma de lidiar con ello y no resistirnos. Este es el futuro”.   

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR