Por: Lic. Luis Fdo. Chavarría V. / Especialista en Aulas Virtuales / Gerente Laja Group. / Adm. de Negocios énfasis en Mercadeo y Ventas.

La covid-19 nos ha hecho empezar a utilizar las Tecnologías de Información y la Comunicación (TIC) en los programas educativos; para que esto sea efectivo y poder tener eficiencia en el uso de las TIC se deben tener en cuenta algunos aspectos como:

  • Ampliar la cobertura con calidad y equidad, diversificar los servicios.
  • Uso de tecnología, la cual ayudará a transmitir y acceder a la información, diseñar ambientes de aprendizaje diversos y propiciar la comunicación e interacción entre los participantes.
  • Desarrollar diversas formas de expresión para llegar a distintas comunidades que por diferentes motivos no han accedido a la educación convencional.

Además: Cuatro recomendaciones para que las empresas posean mayor seguridad en la nube

Al tomar en cuenta estos aspectos, se puede establecer que las tecnologías y, más hoy, apoyan en el proceso de enseñanza-aprendizaje; estas TIC permiten construir redes de aprendizaje y conocimiento, así como ampliar y diversificar los medios de comunicación, oportunidad de ver los procesos educativos de manera distinta, los cuales fortalecen los contenidos de los programas académicos

La tecnología educativa debe responder a las necesidades específicas de las sociedades en las cuales habrá de funcionar; debe ser pertinente, debe ajustarse a las variables política, a los sistemas sociales, a los intereses lingüísticos de los grupos receptores participantes y a las exigencias de una mayor democratización de la educación. (Fainholc, 1994, p. 15)

Por lo tanto, la tecnología debe estar al servicio del desarrollo humano y para que esto surta efecto, y para poder llevar a cabo una buena aplicación, se debe tomar en cuenta el perfil de los participantes y los principios del modelo académico por usar como la autogestión, la creatividad, la significación y la participación en el proceso.

También: Robots en guerra contra el covid-19

Algo importante en este proceso es que el medio tecnológico debe convertirse en un instrumento cognitivo en donde el alumno establece una relación intelectual que facilita el aprendizaje, por lo cual se desprende que las tecnologías, sin un modelo educativo, resultan inadecuadas e insuficientes; estas deben de responder a una necesidad educativa y a la satisfacción de los usuarios.

Antes de decidir el diseño de cualquier oferta educativa on line, es necesario partir de diagnósticos que nos permitan identificar a nuestros estudiantes, determinar sus condiciones de accesibilidad y disponibilidad para utilizar la tecnología, y tener claro el aprendizaje que se quiere lograr y la interacción que se quiera dar con el uso de TICS.

Para elegir las tecnologías y los medios que se van a utilizar en el apoyo de los procesos de enseñanza-aprendizaje,hay que considerar lo siguiente:

Importante: Conozca la nueva plataforma de Google disponible para el sector retail

  1. El contexto, es la situación que vive la institución en torno a la sociedad, la cultura y los procesos educativos.
  2. El modelo educativo, principios filosóficos, epistemológicos, educativos, culturales y sociales que caracterizan a la institución. Como, por ejemplo, el modelo tecnológico, el modelo discente y el modelo de gestión escolar.

Se debe tomar en cuenta que el uso adecuado de la tecnología debe permitir el desarrollo de aprendizajes significativos, participativos, innovadores y creativos, ya que, si solo usamos la tecnología para proporcionar información, se desaprovecha su potencial.

  1. El ambiente de aprendizaje es el entorno de interacción, sincrónica y asincrónicamente.
  2. Sujetos que intervienen en el proceso de enseñanza-aprendizaje. La tecnología, sin la intervención del ser humano, se transforma sin sentido e inútil.
  3. La elección del medio. Recurso que permita potencializar los contenidos de un programa académico.

Le interesa: Virtualidad en la enseñanza en tiempos de covid-19

Para concluir, cabe mencionar que cuando no se logra cambiar el rol de estudiantes y docentes, las tecnologías solamente servirán para disfrazar los miedos; para controlar a los estudiantes dejándoles bastante tareas y trabajos y para no perder el poder y mitigar la angustia; se entra, entonces, a un proceso de persecución en el que se siente que la tecnología deja en evidencia el desempeño del docente y los estudiantes se sienten abandonados y confundidos por la falta de presencialidad, es por ello que el docente debe ser empático y solidario con esos sentimientos, ya que seguramente el mismo docente los experimenta o ha experimentado.