¿Pagará Apple finalmente el precio por guardar secretos?

Jose Duran

Cuando se trata de lealtad a la tecnología fantástica, no se puede contra los fans duros de Apple, aman sus iChucherías; no obstante, esto puede estar cambiando. 

ComputerWorld

Al inicio muchos pensaron que Apple se libraría por ralentizar deliberadamente sus viejos iPhones cuando su batería envejecía. Como Hyoun Park, CEO de Amalgam Insights, señaló, “El pecado de Apple en este caso fue no dar ninguna explicación del arreglo de la ralentización del rendimiento hasta que fue básicamente atrapado”.

En lugar de ello, los usuarios fueron forzados a encontrar el problema ellos mismos o a “anular voluntariamente la garantía para reemplazar las baterías por otras más baratas o a pagar a Apple el costo de la batería de USD$79 para mantener el rendimiento que acostumbraban tener”.

Así, la empresa de la manzana comenzó con el pie izquierdo. Luego suavizó su oferta diciendo que sustituiría la batería del iPhone por USD$29 en lugar de los USD$79 habituales, incluso aunque el teléfono ya no estuviera en garantía. Y eso fue para cualquier batería de iPhone, no sólo para aquellos que ya retuvieran “hasta el 80% de su capacidad original al completar los 500 ciclos de carga”.

Lea después: Intel y Huaweii prometen más rendimiento de baterías

Apple finalmente se dio cuenta de que algunos de sus clientes no iban a perdonarlos tan fácilmente por ralentizar sus preciosos teléfonos. En una carta del 9 de enero al CEO de Apple, Tim Cook, Thune (R-S.D.), presidente del comité de Comercio, Ciencia y Transporte, el Senador John Thune preguntó si la entidad había intentado notificar a sus clientes que sus teléfonos estaban siendo ralentizados y si se les había dado la oportunidad de rechazar esa actualización.

Finalmente, la organización no hizo ningún esfuerzo por contar a sus seguidores que sus teléfonos se volverían lentos, ni se les dio la potestad para repeler la actualización.

Thune escribió: “Incluso si las acciones de Apple realmente fueran sólo para evitar apagados inesperados en teléfonos viejos, el gran volumen de críticas de consumidores dirigidas contra la empresa a la luz de su admisión sugiere que deberían haber sido más transparentes respecto [de] estas prácticas”.

El senador continuó: “Las soluciones propuestas por Apple han añadido críticas adicionales de algunos clientes, particularmente su decisión de no proveer reemplazo gratuito de baterías”.

Esa hubiera sido la movida más inteligente de Apple. La suplencia gratuita de baterías les hubiera traído a los usuarios instantáneamente de nuevo a su lado; sin embargo, la floja disculpa, combinada con su oferta de USD$29, ha dejado un mal sabor en la boca de muchos ex fanáticos de los productos de la manzana.

¿Cuántos? Buena pregunta. No se sabe con exactitud, pero sí que hay más de 30 —30 y contando— demandas legales contra la compañía en camino. Una de esas es de la firma legal Hagens Berman. ¿Le suena ese nombre? Lo haría si siguiera a Apple tan de cerca como la cáscara cubre a la fruta. Esta firma forzó a Apple a aceptar un acuerdo de USD$450 millones por su papel en una conspiración de arreglo de precios de e-books.

No se pierda: ¿Cómo Apple puede convertir el iPhone en una MacBook Air?

Luego, hay varias demandas legales, como una del Gibbs Law Group, que argumentaron que Apple es culpable de violar bienes muebles al ralentizar las baterías. El argumento vendría a ser que la entidad no tiene derecho a disminuir el rendimiento y la usabilidad de un iPhone.

Por lo tanto, los usuarios de iPhone “sufrieron una permanente degradación a largo plazo del funcionamiento, utilidad, condición, calidad y valor. Como resultado, se requirió y se indujo a los demandantes a comprar nuevos iPhones y/o nuevas baterías para su detrimento y beneficio de Apple”.

Esa acusación ha estado ganando mucho apoyo. En Francia, el perro guardián nacional de fraude contra el consumidor, DGCCRF, está investigando a Apple por prácticas engañosas de venta y obsolescencia planificada para sus productos. Esto último es algo grave. Bajo la ley francesa, las organizaciones pueden ser multadas hasta por el 5% de sus ventas anuales por acortar deliberadamente la vida de productos para incentivar la demanda por reemplazarlos.

Lo que esto significa es que, gane, pierda o empate en las demandas, Park espera que Apple pierda hasta USD$10.000 millones en ganancias durante el próximo año. Eso es mucho dinero, incluso para los estándares de Apple. Si las acusaciones triunfan y clientes indignados comienzan a moverse hacia teléfonos Android, no hay que decir cuánto daño recibirá este ente. 

Este artículo está clasificado como: , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR