#PanamaPapers: 2.6TB de escándalos comprometedores

Soy Digital

Se trata de la mayor filtración de datos después de Wikileaks (2010) que ha puesto en aprietos a jefes de estado, gobernantes, empresarios y deportistas. Por el tamaño de los datos, el método es punto de atención.

Juan José López Torres  @jjlopezt

Una violación no autorizada de nuestro servidor de correo“… “la información que ha sido accedida de nuestros archivos ha caído en manos de reporteros de ciertos medios quienes la han sacado de contexto y han hecho falsos supuestos sobre la naturaleza de nuestro servicio”.

Así informó la firma panameña Mossack Fonseca a sus clientes con relación a la filtración de 2.6 terabytes de información de su servidor de correo y que desde el fin de semana acapara las portadas de los medios de comunicación alrededor del planeta.

Recomendado: #PanamaPapers: un hackeo hecho en cinco pasos

Un escándalo más grande que Wikileaks que salpica a jefes de estado, gobernantes, empresarios y deportistas, entre los que figuran el presidente de Rusia, Vladimir Putin; el astro futbolístico, Lionel Messi; y el dueño de Canal Azteca, Ricardo Salinas Pliego.

En Centroamérica, figuran Jaime Rosenthal, ex vicepresidente de Honduras en el periodo que comprendió de 1986 a 1989; y Riccardo Francolini, presidente del banco estatal Caja de Ahorros (2009-2014), vicepresidente de la autoridad estatal de aeropuertos Aeropuerto Internacional Tocumen S.A (2009-2014) en Panamá.

Aunque la revelación no arroja datos de más centroamericanos, en Internet circulan nombre de empresarios, legisladores reconocidos de países como Guatemala, El Salvador y Costa Rica.

De acuerdo con el sitio ITPRO.co.uk, “el caché de 11.5 millones de archivos filtrados -principalmente correos, pero además PDF, archivos de texto y otros- está siendo denominado como ‘Los documentos de Panamá’ y el diario alemán Süddeutsche Zeitung lo obtuvo por parte de una fuente anónima. Este fue compartido por el Consorcio Internacional de Periodismo en Investigación (ICIJ) en conjunto con The Guardian y BBC in el Reino Unido y otros medios alrededor del mundo”.

Esta se convierte en la mayor filtración de datos en los años recientes, incluso mucho más que la que hiciera el soldado Chelsea Manning a Julian Assange en 2010 con miles de datos de la Agencia Nacional de Investigación (NSA) de Estados Unidos.

Por el tamaño de lo filtrado, ITPRO consideró que “el método de extracción y, potencialmente, por lo tanto, la persona que hizo la filtración, son diferentes también“.

¿Quiénes están en la lista? Consúltela en: #PanamaPapers

Una posible forma

Según expertos en seguridad informática, para que ocurra un evento de esta magnitud hay dos formas: por medio de hackeo, que conllevaría a buscar hoyos para ver cómo realizar la sustracción, aunque la principal es la no intrusiva, es decir, que se produzca desde el interior de una organización.

De ahí que cuidar las puertas traseras de TI se vuelve una premisa que las organizaciones deben tener en cuenta, sobre todo cuando la responsabilidad de los datos recae en una sola persona y el resto de la estructura no habla el mismo idioma.

Los conocedores sugieren aplicar políticas y procesos donde participe más de una persona en el respaldo de las cintas que contienen el activo más valioso de las empresas. En caso de que sea sustraía, si está encriptada, no servirá de mucho para el delincuente.

A fin de protegerse de pérdidas similares a la de Mossack Fonseca, lo recomendable es regirse por políticas que constituyan dobles controles, clasificación de la información sensible y magnificar el daño que podría ocurrir en caso de ser sustraída, además de la encripción de datos segregados y mejorar los controles de acceso lógico y respaldo.

Este artículo está clasificado como: , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR