Poca inversión y especialistas impactan la ciberseguridad en Costa Rica

Adrian Gonzalez

Costa Rica sufrió 19 millones de intentos de ciberataques en el primer trimestre de 2019. ¿Cómo reducir esa cifra ante la escasez de los especialistas?

La baja inversión y la escasez de profesionales en seguridad informática son dos de los principales retos que atraviesa Costa Rica. Por esta razón, las empresas están recurriendo a distintos métodos para superar los desafíos en ciberseguridad.

Algunas de las soluciones que se han presentado es la adopción de la tecnología como servicio  y las capacitaciones, incluso,  las instituciones gubernamentales están supliendo becas  para la formación de profesionales expertos en la materia. 

Capacitaciones

Un informe presentado por la Cámara de Tecnologías de información y Comunicación (Camtic) demostró que actualmente el país centroamericano carece de 8 mil profesionales en TI. Además, el estudio destaca el déficit de  especialistas en carreras como ciberseguridad, análisis de datos y Big Data, telemática, entre otros. 

Para atender la problemática, el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (MICITT), por medio de su Programa de Innovación y Capital Humano para la Competitividad (PINN), becará profesionales para desarrollarse en la capacidades que requieren las organizaciones.

Modelos de consumo

Por otro lado, la inversión en seguridad informática ha sido un obstáculo constante para las empresas, sin embargo, los nuevos modelos de pago por servicio pueden funcionar como una alternativa para obtener herramientas robustas. El informe de seguridad presentado por PWC en 2018 afirmó que el 67% de las empresas encuestadas está consumiendo los productos de ciberseguridad con la modalidad de servicio. 

“La seguridad está alineada cada vez más a los presupuestos menores y recortes de gastos, esto obliga a las empresas a buscar nuevas opciones, y pues ahí es donde nosotros hemos tenido una gran ventaja somos un producto que consolida muchos servicios de seguridad abaratando costos”, explicó Rodolfo Castro, gerente de ingeniería de Fortinet para Centroamérica.

Igualmente, el entrevistado comentó que esta metodología les ha permitido llegar a públicos con menores presupuestos, como las pequeñas y medianas empresas.

“Tenemos aliados de negocio que ya no venden la caja sino que la mensualizan  y la financian como si fuera un leasing. Entonces esto me permite, en un periodo corto de tiempo, establecer una solución de seguridad sumamente madura”, expresó Castro.

Habilitador del negocio

Por último, uno de los desafíos que enfrentan los CSO y CISO es contagiar a las juntas directivas con la importancia de respaldar los proyectos de protección de datos e información. La mayoría de los encargados en la materia no transmiten el discurso adecuado.

“A una mesa de negociación de ese tipo no podemos llegar a vender un producto. El área de tecnología debe ser parte del habilitador de negocio. Tiene que vender sus estrategias como parte de una producción mayor. Ya el discurso en una junta directiva y vender un proyecto con productos no se está dando, más bien se debe abordar desde cómo la tecnología aporta al negocio”, puntualizó Lucila Barrios, gerente regional de Fortinet para Costa Rica, Panamá y Nicaragua.

Este artículo está clasificado como: , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR