¿Por qué los salvadoreños temen usar dinero digital?

Soy Digital

El reto de las autoridades es generar confianza en los ciudadanos, que ven más amenazas que beneficios en el tema, lo que impide el uso masivo de la medios de pagos digitales.

Juan José López Torres @jjlopezt

De los nueve millones de teléfonos móviles que hay en el país, solamente 19 330 están conectados a Internet, los cuales apenas arrojan un cuatro por ciento en el uso de servicios digitales para banca móvil y de Internet, según cifras del Banco Central de Reserva (BCR).

Algunos de los factores más preponderantes en esta realidad es que los salvadoreños tienen miedo de que les roben el dinero, según Óscar Cabrera, presidente del BCR, entidad que se ha sumado a una iniciativa global que trabajar por acercar los servicios bancarios digitales a más de 2 500 millones de personas alrededor del planeta para reducir la brecha tecnológica.

Para usted¿Qué cubre la Ley contra Delitos Informáticos en El Salvador?

“En la encuesta de demanda de servicios, la población desconfía de la nuevas tecnologías de información y comunicación, celulares, Internet, transferencias electrónicas, de salario y remesas”, compartió Cabrera.

El banco impulsa una ley que contempla el marco regulatorio para abrir la existencia de sociedades proveedoras de dinero electrónico y cuenta simplificadas en la prestación de servicios de los entidades avaladas por el sistema financiero.

La estrategia contempla una fase transaccional y una para propiciar la cultura del ahorro, además de historial de crediticio, microseguros y micropensiones, mejores opciones de financiación e interoperabilidad y accesos a servicios financieros con plataformas interoperables.

“El dinero electrónico una alternativa (para enfrentar) la inseguridad de El Salvador”, aseguró el profesional.

En dicho modelo, la Superintendencia del Sistema Financiero jugará un rol determinante para supervisar a las entidades bancarias y proveedoras de dinero; además anticipa la reducción de la exposición del dinero en efectivo y pretende facilitar la apertura de cuentas bancarias, cuentas simplificadas, o las transferencias de dinero fuera de los horarios de oficina y a menores costos.

El BCR trabaja en la estrategia que será sometida al debate de distintos actores de la sociedad, para abarcar los distintos productos financieros, además de la percepción de los usuarios a en cuanto a costos. Uno de los grandes objetivos es emular los resultados de una iniciativa similar llevada a cabo en Kenia para reducir los costos de transacciones para hacerlos más asequibles.

Una iniciativa de esta índole no es para nada ajena en El Salvador, sin embargo, mientras el acceso a los servicios financieros digitales no cuenten con el entorno necesario, la brecha financiera no se reducirá.

Además: Los retos que le esperan a la TV para ser digital en El Salvador

En ese sentido, Daniel Barrientos, vicepresidente de Tigo Money y Digital, dijo que “es muy similar a lo que pasa en otras partes del mundo. El problema es que menos de la mitad de la población tiene acceso a los servicios financieros. Al facilitarselos, se reduciría la brecha financiera y nos alejaría del dinero en efectivo”.

Barrientos ha sido testigo de un proceso similar en África y desde hace unos meses ha comenzado a hacerlo en El Salvador. A su juicio, que El Salvador haya puesto los ojos en el dinero digital aminorará las desventajas del efectivo, el cual no es rastreable y lo emplean quienes quieren pasar desapercibidos. 

“El efectivo no tiene MBI, no tiene Api, no se puede conectar; con el electrónico se puede montar negocios, tiene memoria y conciencia porque hace transparente el uso del dinero”, afirmó.

Este artículo está clasificado como: , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR