Prepago, el modelo que prefieren los guatemaltecos

Juan José López Torres  @jjlopezt

No estar atados a un contrato propicia que los guatemaltecos opten por un plan de datos prepago de forma abultada y en comparación del servicio postpago, revela el último informe de la Superintendencia de Telecomunicaciones (SIT) y que corresponde al periodo 2014-2015.

Según la entidad, el año pasado, la totalidad de líneas prepago creció el 7.15% en relación con el año previo, que en otras cifras representan 18 millones de líneas registradas por parte de las tres telcos que operan en el país.

Dicho crecimiento es una señal de recuperación en el sector, en vista de la caída de 22.1% que experimentaron los proveedores en 2014 como consecuencia de la aprobación de un impuesto de US$0.60, el cual fue revertido un año más tarde.

Sugerido: Telefonía móvil de cuarta generación llega a Guatemala

Para 2014, Tigo totalizaba 8 812 836 líneas prepago, mientras que en 2015, 9 282 530. Por su parte Claro, 4 836 356, en 2014, y 4 970 702, en 2015; y Telefónica, 2 619 834, en 2014, y 2 942 822, en 2015.

Las cifras han generado reacciones positivas por parte e las compañías que brindan el servicio y la diversa gama de alternativas que proveen a los usuarios de este segmento.

“Es un dato positivo que da una señal de cómo la telecomunicación móvil está siendo un factor de competitividad para los usuarios, pues aprovechan la diversidad de productos y servicios que las operadoras ofrecen. Ciertamente hay un factor de precio y valores agregados para elegir las recargas prepago, pero es evidente que cada vez hay opciones atractivas en pospago, tal como evidencia las campañas de ‘Cero Clavos’ de Movistar”, expresó el gerente de comunicaciones y relaciones públicas de Telefónica, Raúl Alas.

También: Telefonía móvil llegará a la cima en 2019

En contraste, las líneas postpago reflejaron el siguiente comportamiento: Tigo, 222 013, en 2014, y 454 269, en 2015; Claro, 192 375, en 2014, y 218 446, en 2015; y Telefónica, 228 397, en 2014, y 252 621, en 2015.

Ante la aprobación del impuesto, en 2014, las líneas contratadas cayeron a 16 911 811, es decir -22.1%, respecto de 2014, que cerraron con 21 716 357. Sin embargo, tras la anulación del cobro, el año pasado cerró con 18 121 390, es decir que experimentó un aumento de 7.15%, según las SIT.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *