Principales características de las Redes Ópticas Pasivas Gigabit (GPONs)

Principales características de las Redes Ópticas Pasivas Gigabit (GPONs)

Una de las características de las redes GPONs es que son basadas en conexiones de “punto a multipunto”, en donde el uso de divisores ópticos pasivos (splitters), así como técnicas de multiplexación, permiten el trafico de datos continuo y bidireccional.

Por: Yarien Moreno

Profesor de la Facultad de Informática, Electrónica y Comunicación

Universidad de Panamá

Las redes de comunicaciones han evolucionado progresivamente a través de los años, debido a la gran demanda de tráfico de datos de los múltiples usuarios, lo cual exige mejoras continuas de los sistemas de comunicaciones. En ese sentido, desde su creación, las redes de comunicaciones ópticas pasivas (PONs), han tenido un alto rendimiento ya que estas, comparadas con las redes activas, brindan múltiples ventajas a los usuarios tales como altas velocidades de transmisión y ancho de banda, confiabilidad en el tráfico de datos, además de reducir los costos de mantenimiento de la red, aprovechando las características de la fibra óptica como medio de transmisión.

Dentro del conjunto de redes ópticas pasivas, se encuentran las Redes Ópticas Pasivas Gigabit (Gigabit-capable Passive Optical Networks, GPONs), las cuales corresponden al estándar ITU-T G.984, publicado por el Sector de Normalización de las Telecomunicaciones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones. Dicho estándar, es comúnmente utilizado para la transmisión de servicios sobre la última milla, como lo son las tecnologías de Fibra a la “x” (Fiber to the x, FTTx).

Además: ¿Cuál es el siguiente paso de fibra óptica en la región?

Una de las características de las redes GPONs es que son basadas en conexiones de “punto a multipunto”, en donde el uso de divisores ópticos pasivos (splitters), así como técnicas de multiplexación, permiten el trafico de datos continuo y bidireccional, entre el proveedor de servicio de internet y los múltiples destinos finales de la red, posibilitando la conexión simultánea de 64 usuarios finales, por cada fibra óptica. Adicionalmente, las redes GPONs pueden realizar transmisiones tanto simétricas como asimétricas. En el modo simétrico, estas redes pueden alcanzar velocidades superiores a los 600 Mbps; mientras que, en el modo asimétrico, se logran obtener velocidades aproximadas de 2.5 Gbps sobre los 1490 nm y de 1.25 Gbps sobre los 1310 nm, para descarga y subida, respectivamente.

De igual manera, las redes GPONs, permiten la convergencia de múltiples servicios de comunicaciones (VoIP, IPTV, Acceso a Internet, VoD, almacenamiento de datos, videojuegos, entre otros), debido a la utilización técnicas como WDM (Multiplexación por División de Onda), las cuales optimizan la infraestructura de la red de comunicaciones, utilizando la misma red para la transmisión de múltiples servicios. A su vez, las redes GPONs cuentan con la implementación del protocolo OAM (Operation Administration and Maintenance), el cual realiza distintos procesos tales como instalación, monitoreo, mantenimiento, así como de la solución de fallas, mediante una mejora integral de la gestión de la red óptica pasiva, mientras que para la seguridad de las redes GPONs, se utiliza el estándar AES-128 (Advanced Encryption Standard), basado en un algoritmo de cifrado por bloques de 128 bits, el cual no interfiere en la eficiencia del ancho de banda.

También: TOP 4 desafíos de la fibra óptica para futuros centros de datos y la nube

Por último, es necesario mencionar que, debido a sus múltiples ventajas, las redes GPONs, han sido objeto de mejoras continuas, las cuales han permitido su evolución constante, logrando de ese modo obtener redes ópticas pasivas con un mayor rendimiento como las redes XG-PONs y XGS-PONs, las cuales alcanzan velocidades de transmisión de 10 Gbps, incrementando progresivamente, las capacidades de las redes de comunicaciones ópticas pasivas.