¿Qué es el fog computing? Conectar la nube a las cosas

Jose Duran

Fog computing (computación en la niebla) amplía el concepto de la nube a los bordes de la red, haciéndola ideal para el Internet de las cosas y otras aplicaciones que requieran interacciones en tiempo real.

IT World

Fog computing es el concepto de un tejido de red que se estira desde los más lejanos rincones de donde los datos son creados hasta donde serán eventualmente almacenados, ya sea en la nube o en un centro de datos del cliente.

Fog (niebla) es otra capa de un entorno de red distribuida y está estrechamente asociada con la computación en la nube y el IoT. Los proveedores de infraestructura de nube pública como servicio (IaaS) pueden ser vistos como un extremo global de datos de alto nivel; el borde de la red es donde la información de dispositivos de el Internet de las Cosas es creada.

Fog computing es la idea de una red distribuida que conecta esos dos ambientes. “La niebla provee el vínculo perdido entre los datos, deben ser empujados a la nube, y lo que puede ser analizado localmente, en el borde”, explicó Mung Chiang, decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Purdue y uno de los principales investigadores de fog y edge computing.

Lea también: Factores impulsores y ventajas del Edge Computing

De acuerdo al OpenFog Consortium, un grupo de proveedores y organizaciones de investigación que propugnan el progreso de estándares en esta tecnología, fog computing es “una arquitectura horizontal a nivel de sistema que distribuye recursos y servicios de computación, almacenamiento, control y redes en cualquier lugar a lo largo del espectro, desde la Nube hasta las Cosas”.

Ventajas de fog computing

Fundamentalmente, el desarrollo de infraestructura de fog computing brinda a las organizaciones más opciones para procesar datos donde sea que es más adecuado hacerlo. Para algunas aplicaciones, podría ser necesario procesar los contenidos lo antes posible — por ejemplo, en el caso de uso en fabricación, donde máquinas conectadas deber ser capaces de responder a un incidente sin demora.

Fog computing puede crear conexiones de red de baja latencia entre dispositivos y extremos analíticos. Esta arquitectura a su vez reduce el ancho de banda necesario comparado con si la información debe ser enviada de regreso al centro de datos o a la nube para ser procesada.

También puede ser empleado en escenarios en que no hay conexión de banda ancha para remitir datos, por lo que deben ser procesados en donde son creados. Como beneficio adicional, los usuarios pueden instalar herramientas de seguridad en una red fog, desde tráfico segmentado en la red a cortafuegos virtuales para protegerla.

Aplicaciones de fog computing

Fog computing está en sus primeras etapas de ser desplegado en implementaciones formales, pero hay una variedad de casos de uso que han sido identificados como escenarios potencialmente ideales para su funcionalidad.

Autos conectados 

El advenimiento de autos semi-autónomos y autónomos sólo incrementará la ya gran cantidad de datos que los vehículos crean. Tener máquinas que funcionan independientemente exige la capacidad de analizar localmente ciertas cifras en tiempo real, como los alrededores, condiciones de conducción y rumbo.

Otras informaciones puede que necesiten ser enviadas al fabricante para ayudarlo a mejorar el mantenimiento del automotor o para realizar un seguimiento de su uso. Un entorno de fog computing permitiría las comunicaciones entre todas estas fuentes de datos, desde el borde (en el auto) y hasta su extremo (el fabricante).

Ciudades y cuadrículas inteligentes

Como los autos conectados, los sistemas utilitarios usan cada vez más datos en tiempo real para correr sistemas con mayor eficiencia. A veces, estos contenidos están en áreas remotas, por lo que procesarlos cerca de donde son creados es esencial. Otras veces deben ser añadidos desde un gran número de sensores. Puede ser concebible que la arquitectura de fog computing pueda ser la solución a ambos problemas.

Análisis en tiempo real

Una serie de casos de uso piden evaluaciones en tiempo real. Desde sistemas de fabricación que deben poder reaccionar a eventos en cuanto suceden, hasta instituciones financieras que usan información en tiempo real para reportar decisiones de comercio o monitorear posibles fraudes. Las implementaciones de fog computing pueden ayudar a facilitar la transferencia de datos entre el lugar donde se crean y una variedad de lugares donde deben ir.

Fog computing y computación 5G móvil

Algunos expertos creen que el despliegue esperado de conexiones móviles 5G de 2018 en adelante podrían crear más oportunidades para fog computing. “La tecnología 5G en algunos casos precisa implementaciones de antena muy densas”, comentó Adrew Duggan, vicepresidente senior de planificación de tecnología y arquitectura de red de CenturyLink.

En algunas circunstancias las antenas deben estar a menos de 20 kilómetros entre sí. En un caso de uso como este, podría crearse una arquitectura de fog computing entre estas estaciones que incluya un controlador centralizado que gestione las aplicaciones corriendo en esa red 6G, y se encargue de las conexiones a centros de datos back-end o nubes.

¿Cómo funciona la fog computing?

Un tejido de fog computing puede tener una variedad de componentes y funciones. Puede incluir gateways de fog computing que acepten cifras recolectadas por dispositivos IoT, ademas de una variedad de extremos de recopilación granular, cableados o inalámbricos, incluyendo robustos routers y equipamientos de switching.

Además: 5 claves para ser un experto en edge computing

Otros aspectos pueden incluir equipamiento en instalación cliente y gateways para acceder a nodos en el borde. Más arriba del pilón de arquitectura de fog computing también se tocan redes principales y routers, y eventualmente servicios globales de nube y servidores.

El OpenFog Consortium, grupo que desarrolla arquitecturas de referencia, se han delineado tres metas para crear una infraestructura de fog. Estos entornos deberían ser escalables horizontalmente, lo que significa que serán compatibles con múltiples casos de uso vertical de la industria; podrán trabajar en la continuidad de la nube de las cosas; y ser tecnología de nivel de sistema, que va más allá de las cosas, a los bordes de la red, a través de la nube y de varios protocolos de red. 

¿Son fog computing y edge computing la misma cosa?

Helder Antunes, director senior de innovación estratégica corporativa de Cisco y miembro del OpenFog Consortium, dijo que edge computing es un componente, o un subconjunto de fog computing

El experto ve fog computing como la forma en que los datos son procesados desde donde son creados a donde serán almacenados. Edge computing se refiere sólo a información que es procesada cerca de donde es elaborada. Fog computing encapsula no sólo esa edge computing, sino también las conexiones de red necesarias para traer los datos desde el borde hasta su extremo.

Este artículo está clasificado como: , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR