¿Qué significa el IoT para su empresa?

 

Thelma Ló;pez

 

Bosch, una compañí;a que fabrica estufas, lavadoras de vajilla y cafeteras, está aumentando su enfoque hacia el
Internet de las Cosas (Internet of Things, IoT en inglés).

 

La producció;n de dispositivos con sensores que cuentan con aplicaciones web es parte de las prioridades de la compañí;a, que incluso ha creado una nueva rama: Bosch Connected Devices and Solutions, para desarrollar
estos sensores y accionadores —los ú;ltimos pueden convertir señales eléctricas en acciones fí;sicas— y llevar a la corporació;n al siguiente paso en la evolució;n digital.

 

Descubra: IoT desde dispositivos mó;viles es el nuevo reto para HID

 

Como Bosch, muchas empresas están incorporándose, voluntaria o involuntariamente, en IoT, una tendencia que crecerá en el 2014, a medida que las organizaciones empiecen a percibir los beneficios potenciales.

 

Segú;n datos de la consultora IDC, se estima que este mercado global, incluyendo tecnologí;a y servicios, pasará de los US$4800 millones en 2012, hasta los US$7300 millones en 2017, tras mantener un incremento interanual
del 8,8%.

 

“El IoT reú;ne el mundo de los objetos y el mundo virtual a través de tecnologí;as innovadoras como movilidad y la nube, ya que estas le permiten capturar y acceder a los datos solicitados en cualquier momento a través de cualquier dispositivo mó;vil. Por ejemplo, si usted se encuentra en la oficina, a través de su dispositivo mó;vil puede acceder a su lavadora y ponerla a trabajar sin la necesidad de estar ahí; fí;sicamente”, explicó; Randall Quiró;s, director de ventas
de SAP Centroamérica, SAP NoLA Multi-Country.

Redes preparadas

 

Es inevitable, IoT aumentará el nú;mero de dispositivos mó;viles en las manos de los usuarios. Conectados a Internet, estos dispositivos generarán nuevas categorí;as de informació;n en las redes y un aumento de demanda por ancho de banda. Esto significará la necesidad de desplegar capacidad adicional de red, especialmente en interiores y acelerar
la adopció;n de estándares como el IPv6.

 

Lea: Wearables, el nuevo reto de la seguridad informática 

 

Demanda de poder

 

En la medida que estos dispositivos se comuniquen con los servidores requerirán mayor poder para soportar la creciente capacidad de procesamiento, sobre todo en comunicaciones encriptadas que se usan para proteger informació;n sensible.

 

Si desea continuar leyendo el artí;culo lo invitamos a adquirir la edició;n 99 impresa de la Revista IT Now. 

 

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *