¿Qué tipo de plataforma de colaboración necesitan las empresas?

Soy Digital

Ante la elección de una plataforma de colaboración, profesionales recomiendan tener en cuenta el fenómeno BYOD, la nube y los costes reales de la implantación.

CIO

 

Escoger siempre implica dudas e incertidumbre ya que al hacerlo está perdiendo los beneficios o bondades de las opciones rechazadas, algo que en psicología se conoce como la teoría del ‘coste de oportunidad’.

 

A la hora de seleccionar una plataforma de colaboración para una empresa, este fenómeno se repite. Y es que son numerosos los factores a tener en cuenta, más si se constata por ejemplo, que el 45% de los dispositivos utilizados estarán basados en sistemas operativos distintos a Windows en menos de dos años o que el 80% de los CIO a nivel mundial esperan utilizar aplicaciones de colaboración de voz y vídeo en el cloud, según reveló un estudio de Cisco.

 

Más información relacionada en: Cinco razones para configurar las comunicaciones unificadas

La empresa analizó la situación que viven diversas empresas y con el fin de mejorar la adopción de las plataformas de colaboración recomienda:
• Plataforma no condicionada al dispositivo ni al sistema operativo. El uso de los dispositivos personales es un fenómeno imparable. De los 350 millones de smartphones que se usarán en las empresas en 2016, 200 millones serán propiedad de los empleados, mientras el 76% de los responsables de TI consideran la ‘consumerización’ como algo positivo para sus compañías por la mayor productividad y satisfacción en el trabajo, tal y como afirman varios estudios.

 

El siguiente artículo puede ser de su agrado: ¿Está lista su empresa para la virtualización móvil?

• Convergencia de canales y comunicaciones unificadas. La evolución de las comunicaciones unificadas ha facilitado la convergencia de múltiples canales -datos, voz y vídeo- sobre las redes IP corporativas. Así, una plataforma de colaboración debe optimizar la integración de aplicaciones de datos, voz y vídeo según cada necesidad y de forma transparente para los usuarios.

 

 

• On premise y cloud. Un 70% de las organizaciones utilizan ya algún tipo de tecnología en la nube. Una plataforma de colaboración debe ofrecer sus servicios bajo cualquier modelo, ya sea on-premise (instalada en las oficinas de la empresa), en nubes públicas gestionadas por proveedores de servicios o en entornos híbridos.

 

 

• Soporte integrado y global. Al considerar una plataforma de colaboración, la capacidad de planificación, ejecución y soporte del proveedor resulta esencial. Su diseño incide directamente sobre el soporte, ya que ciertos proveedores se apoyan en terceros para adquirir distintas piezas (teléfonos, terminales de vídeo, gateways multimedia o switches para redes LAN e inalámbricas). Aunque esto no supone un reto tecnológico si se cumple con los estándares, sí resulta problemático a la hora de proporcionar soporte.

 

 

• Verdadero coste de despliegue. Al igual que con cualquier inversión estratégica, es necesario valorar el verdadero coste de despliegue de la plataforma de colaboración, evitando complejas licencias y el pago extra por componentes adicionales como hardware o soporte.

 

Si desea conocer más puede descargar el siguiente whitepaper: Comparación de TCO de comunicaciones unificadas

Este artículo está clasificado como: , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR