¿Quién es el verdadero CIO?

Soy Digital

Es tiempo que el CIO se ajuste el cinturón y tome su cargo con severidad, pero para lograrlo debe dejar su silla, comenzar a alinear su departamento con las demandas del mercado y buscar nuevos métodos de gobernanza con la empresa.

Róger Gutiérrez

 

En infinidad de ocasiones el liderazgo en el departamento de TI se mide por la monetización de sus proyectos y recursos. Cuando un CIO logra que la sección de finanzas e incluso el mismo CEO de la empresa apruebe su presupuesto para el desarrollo de proyecto, es visto como una enorme meta alcanzada, pero cuando ocurre lo contrario, se ve como un rotundo fracaso.

 

Sin embargo, esto es un enorme error, debido a que la influencia del CIO dentro de las empresas no debe limitarse al simple desarrollo o soporte de las tecnologías de la misma, si no más bien, es tiempo de que el gerente de tecnología se sume al equipo de búsqueda y obtención de nuevos nichos de mercado, con enormes oportunidades de retorno de inversión.

 

Además: La conectividad cableada se encuentra en peligro de extinción

 

“El verdadero impacto de un CIO se centra en qué tan alineado se encuentre esa empresa con las nuevas tendencias tecnológicas del mercado y cuán rápido pueda moverse para la adaptación y la negociación de la compañía”, señaló Diego San Esteban, CEO de San Estaban Consulting y ponente en el Campus Party Costa Rica.

 

Además, este director señala que es tiempo de que las personas se quiten la idea de la cabeza de que el CIO es un geek o un techie. Apunta que en cientos de ocasiones sucede que el gerente de tecnología, incluso, puede ser un administrador de empresas o gerente de proyectos que no siempre está especializado en tecnología.

 

Además, San Esteban aconseja que si un CIO quiere triunfar y ser respetado “debe arrollarse las mangas y trabajar con su equipo porque él es parte del mismo. Es tiempo de que nos desliguemos de la idea de las jerarquías, eso ya no existe, ni en TI, ni en ninguna otra área. Todos son colaboradores; solo que unos con un poco más de conocimientos que otros, pero eso no define al liderazgo”, dijo con severidad.

 

Cobertura Campus Party: Costa Rica ha sido invadida por la fiebre geek

 

El gran problema reside en que el CIO y/o los gerentes en general, son carentes de habilidades blandas, tienen miedo de tomar riesgos, lo que los lleva a limitar su capacidad y la de sus equipos, por lo tanto se aleja del negocio y no es capaz de cumplir su meta ni la de la empresa por lo que es necesario un cambio radical en el panorama del planteamiento ejecutivo de los proyectos y sus líderes.

 

“El mercado es agresivo y será devorados aquellos que vivan en la utopía de la  jerarquización” concluyó San Esteban.

Este artículo está clasificado como: , , , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR