¿Quiere fomentar la innovación? Deje la zona de confort

CIO

Aspirar a crear programas diseñados para sacudir el status quo es una buena decisión; el departamento de Executive Education MIT de Sloan se ha asociado con las empresas para crear programas educativos a medida que se centran en la solución de problemas y el fomento de las habilidades de pensamiento crítico entre los empleados. Su taller sobre innovación fue dirigido por Hal Gregersen, que aporta años de experiencia trabajando con las empresas para ayudar a los CIO a mantenerse por delante de la curva.

Los programas personalizados del MIT, como el dirigido por Gregersen, ofrecen una experiencia práctica en la medida de las necesidades del negocio.

De hecho, MIT consigue entrar en las trincheras de una empresa para entrevistar a los empleados para ver cómo se hace el trabajo del día a día y para comprender plenamente la empresa en su conjunto.

Descubra: ¿En qué invertirán los CIO de Centroamérica y el Caribe este año?

A partir de ahí, se identifican los problemas y un programa personalizado se diseña para satisfacer esas necesidades específicas. A menudo, los programas están dirigidos a la alta dirección y otros empleados de nivel superior, que pueden tomar la información de vuelta a la oficina. Como alternativa, el MIT traerá programas directamente a las empresas, o se pueden crear colaterales que se pueden compartir en toda la empresa.

Gregersen, que es sólo uno de los muchos expertos del MIT ha sido convocado para ayudar a dirigir estas conferencias, es el coautor del ADN del innovador, pero ahí no termina su hoja de vida.

La innovación en la edad de bi-modal de TI

La innovación es un concepto importante en la tecnología, en especial con el surgimiento de bi-modal IT, big data y BYOD. Estos conceptos están cambiando la forma en que las empresas visualizan TI y se está convirtiendo rápidamente en uno de los aspectos más importantes en casi todas las industrias.

Pero, gracias a este rápido aumento de la tecnología, los departamentos de TI están generalmente atascados con el mantenimiento superior de cumplimiento de la seguridad, gestionando grandes cantidades de datos y manteniéndose en la cima de las redes y el hardware de la compañía. Todo esto deja poco tiempo para la innovación y la adopción de nuevas tecnologías.

“Estábamos en un mundo lleno de cambios profundos y todos sabemos de qué tipo”, dijo Gregersen.

“Creo que la gente de tecnología está en la base del cambio en todas estas organizaciones. Así que están a la vanguardia de encontrar la manera de reconfigurar estos sistemas con el fin de cumplir efectivamente con los modelos de negocio totalmente nuevas en muchos casos”.

Un ejemplo que da Hal es sobre su tiempo dedicado a la consulta con una compañía en la industria financiera. La empresa quedó atrapada procesando sus datos, pero querían hacer la transición hacia una de menor intervención. Su consejo para el CIO era salir de su oficina e ir empleado por empleado de cada departamento para averiguar cómo utilizan los datos. En lugar de tratar de determinar qué era lo mejor para la empresa desde la comodidad de su oficina, dijo Gregersen, este CIO necesitaba averiguar cómo se usan los datos, con el fin de encontrar el mejor proceso de recopilación y difusión.

Además: 5 datos claves para que no descuide el entorno de riesgo cibernético

Hay un hilo común para ejecutivos de alto nivel, de acuerdo con Gregersen. Se quedan demasiado confinados en sus oficinas, en lugar de salir e interactuar con el alma de la empresa. Es difícil decidir qué servicios, software y hardware serán mejores para integrarse en la empresa sin entender cómo funciona cada departamento. El CIO normalmente quiere determinar el software más rentable o tecnología que se abrazó dentro de la organización, tiene una curva de aprendizaje baja y no hará trabajos de los empleados con más fuerza.

El éxito no es cómodo

En última instancia, Gregersen dijo que los líderes de negocios necesitan sentirse incómodos para ser exitosos, y eso es especialmente cierto para los CIO. Él señaló a alguno de los mejores líderes en el país, como lo es Elon Musk, que hace su negocio para experimentar, obtener tradición creativa y desafiarse. Él dijo que como a los niños, nosotros también hacemos preguntas, pero que conforme crecemos esa chispa de pregunta se va perdiendo.

El objetivo de este curso con Gregerson era ayudar a los asistentes a encontrar el niño interior que hace las preguntas y que la mayoría de adultos no considera hacer. A través de la curiosidad, los CIO pueden enfocar los problemas desde una nueva perspectiva y resolver problemas de una manera que afecta positivamente el negocio de arriba hacia abajo.

A lo largo del curso, Gregersen llevó a los asistentes a través de una serie de conferencias, presentaciones, ejercicios, actividades de grupo y rompecabezas para obligarlos a salir fuera de su zona de confort y encontrar la manera de hacer las preguntas correctas. Para lograrlo, la filosofía de Gregerson es un concepto simple: “Sal de tu zona de confort para hacer las preguntas correctas”.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *