Redes empresariales: ¿wireless o cableado?

 

Wi-Fi como complemento

Por Carrie Higbie, gerenta de Mercado Global para Datacenters de Siemon.

La tecnología Wi-Fi presenta ventajas, sin embargo, no se prevé que reemplace las redes en los entornos corporativos convencionales. Esta tecnología probablemente continúe como transitoria o como solución para pequeñas empresas y home offices. En vista de que la computación es cada vez más rápida, se crean nuevas aplicaciones y crece la demanda de recursos de red. Un entorno de cableado para la mayoría de las aplicaciones básicas proporcionará la velocidad adecuada para tener una funcionalidad plena y segura. Las medidas extras de seguridad y el tiempo administrativo que lleva la implementación y el mantenimiento de la tecnología Wi-Fi pueden, de hecho, tener más peso que cualquier ahorro en el cableado.

Como el ancho de banda se comparte en una red Wi-Fi, las soluciones de conectividad que se incorporen para la parte cableada deben proporcionar el mayor bandwidth posible con el menor grado de interferencia posible. De este modo, se garantiza que toda degradación de la velocidad se reduzca al mínimo.

Asimismo, como el espectro que utiliza la tecnología inalámbrica no tiene licencia, se puede saturar y ser susceptible a las interferencias, lo que causaría más problemas. El mayor obstáculo para solucionar estos inconvenientes radica en que los efectos generalmente son intermitentes y, en consecuencia, más difíciles de detectar. Las señales pueden tener interferencias y crear un nuevo ataque de tipo de rechazo de servicio. No es probable que la tecnología Wi-Fi reemplace a los sistemas de cable, sino que brindará servicios complementarios donde sea viable desde el punto de vista técnico.

La movilidad es la clave

Por Mario Mazariegos, gerente de la División Datos de Centroamérica y Panamá para Bearcom.

Las soluciones wireless son cada vez más usadas por los distintos segmentos o mercados verticales para transportar todo tipo de aplicaciones. La movilidad es una necesidad indispensable para cualquier usuario, ya sea en un ambiente empresarial o residencial.

Ha habido muchos mitos por los que se han adoptado diferentes posturas que han estado en contra de las soluciones inalámbricas. Algunas de estas posturas podrían tener cierto grado de validez, pero la mayoría no.

Ciertos mitos están relacionados con la seguridad, interferencia, estabilidad y desempeño, especialmente en el caso de la tecnología Wi-Fi. Sin embargo, el estándar 802.11 ha evolucionado de tal manera que se han mejorado todos los aspectos necesarios, y también se han incorporado muchos beneficios para brindar eficientemente todos los servicios.

Por otro lado, existen tecnologías que vienen a complementar el abanico de soluciones. Por ejemplo, la tecnología Wi-Max, basada en el estándar 802.16, con la cual se pretende construir redes de banda ancha para brindar enlaces de última milla para que los proveedores de servicio puedan dar acceso a cualquier cliente. También están las tecnologías propietarias punto a punto y multipunto, con las cuales se pueden ampliar o extender las redes de transporte para brindar conectividad a múltiples localidades.

La creciente necesidad de estar conectados en cualquier lugar y momento se puede lograr solo con redes inalámbricas, pues con ellas se puede brindar cobertura de banda ancha de extremo a extremo.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *