Redes sociales siguen fuera de los planes de continuidad

 

CSO (EE. UU.)
La encuesta Business Continuity Insights, de PriceWaterhouseCoopers (PwC), dice que muchas compañías no están usando las redes sociales en su gestión de continuidad del negocio, aunque están haciendo progresos, ya que están repensando su enfoque de la gestión de crisis. Así también los procesos de documentación se están volviendo más pragmáticos y la resiliencia del proveedor está empezando a prender.

“Estamos viendo cada vez más empresas que usan la gestión de continuidad del negocio (BCM, por sus siglas en inglés) para abordar puntos en su portafolio de riesgo, y están dedicando más tiempo a integrar la BCM a su programa de gestión de riesgo, en lugar de verlo como algo relacionado con los seguros o una responsabilidad del área de TI”, dijo Phil Samson, líder del servicio de gestión de continuidad del negocio de PwC, en un comunicado.

 

Más sobre este tema: El CIO y las redes sociales ¿Amigos o enemigos?

 

En un sondeo con aproximadamente trescientos profesionales, PwC descubrió que el 57% no usa oficialmente las redes sociales al desarrollar comunicaciones de crisis en un programa de BCM. Pero los que sí lo hacen citan Facebook y Twitter como los dos canales más populares.
Sin embargo, PwC dijo que los encuestados indicaron que, aun cuando se usan las redes sociales, las organizaciones representadas no necesariamente ven mejoras en sus capacidades. La otra cara de la moneda es que menos del 10% dijo que las redes sociales son un facilitador para que la organización identifique y responda proactivamente a los hechos.
“Les estamos diciendo a nuestros clientes que, primero, deben examinar su plan de comunicación de crisis para identificar maneras de usar las redes sociales como un canal efectivo de comunicación con empleados, terceras partes importantes, clientes y accionistas. Luego, deberían mirar los escenarios de crisis y riesgo más probables, para determinar si se pueden usar las redes sociales para facilitar la identificación de una crisis, para comunicaciones internas y externas y para la coordinación de la recuperación”, agregó Samson.
Además podrá leer: Las redes sociales pueden ser su mayor oponente

 

Otros detalles del estudio indican que las organizaciones están empezando a darse cuenta de que ya no tienen que esforzarse por encontrar nuevas formas de estructurar sus programas de BCM para obtener el acuerdo de la gerencia. Buena parte de los encuestados señaló que la documentación de los planes de BCM se volvió más pragmática y accesible para el usuario.
Por último, quienes respondieron el sondeo señalaron que están integrando la resiliencia del proveedor en sus diversos programas de BCM. En efecto, el 64% dijo que involucran a uno o más terceros importantes como parte de sus programas de BCM. Y un 83% de los encuestados participan en la identificación y la planificación de pérdidas para los terceros mencionados.
Para ser justos, la mitad de quienes respondieron dijo que no gestionan ni evalúan la resiliencia del proveedor, o lo hacen de forma aislada. El 44% está intentando hacerlo dentro de una función centralizada, debido a un aumento de las consultas sobre BCM por parte de clientes importantes.
“En el pasado, las empresas creaban un script estructurado y atravesaban un escenario específico, ahora se están dando cuenta de que las crisis de la vida real no ocurren de ese modo. Ahora están mirando cómo hacer que los planes de gestión de crisis sean mucho más flexibles y capaces de manejar eventos de crisis de larga duración”, dice Samson.
“Además, el mayor énfasis en la gestión de riesgo como una iniciativa que abarca toda la organización sigue impulsando mejoras colaterales dentro de la BCM. La gerencia está empezando a alinear la BCM con iniciativas de riesgo más amplias, así como también a observar los beneficios de incorporar una “cultura” de la continuidad y la resiliencia en los procesos de negocios diarios”.

 

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *