Se debe educar con tecnología

Por Amafredo Castellanos

Alfredo Rojas, oficial de Programas de la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe de la UNESCO, desechó de manera categórica la educación tradicional como método de enseñanza en los países latinoamericanos.
Aunque con desafíos, generalmente fuertes, América Latina no tiene otro camino que encausar sus esfuerzos en el plano educativo hacia la implementación de programas basados en la tecnología, afirmó durante una entrevista con IT NOW, en el marco del Primer Foro Latinoamericano de Docentes Innovadores realizado en ciudad de Guatemala, bajo el auspicio de Microsoft.

¿Cuál es el enfoque que usted tiene respecto a la tecnología en la educación en América Latina?
Estamos comenzando. La tarea que queda por delante es mucho mayor y los esfuerzos necesarios requieren más de lo que se ha hecho. Se tiene que comenzar a trabajar en vincular las reformas educativas y los cambios curriculares con los usos de las tecnologías de la información, de un modo más sistemático y más orgánico.
No basta con tener más tecnología, no basta con capacitar a más docentes: es necesario que se vinculen los procesos de reforma y de cambio curricular con la incorporación de nuevas tecnologías, ya no solamente a nivel de la escuela, sino a nivel del aula como apoyo a los procesos de aprendizaje. Entonces, diría que la tarea todavía está por hacerse.

Hay en América Latina algunas diferencias entre algunas regiones y otras. Posiblemente, algunos países en Centroamérica y el Caribe tienen mayores desafíos…
No es tan así. Podemos decir que ha habido inversiones mayores en México, en Brasil, los países más grandes, por cierto, pero eso no significa que haya mayores distancias respecto de los resultados y el impacto del uso de la tecnología. Ahí yo diría que el tren todavía va a marcha lenta, y Centroamérica todavía puede subirse al tren, incluso ocupar lugares importantes.
Se ha aprendido mucho de las grandes inversiones: lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer, pero todavía falta esta vinculación del uso de la tecnología como apoyo a los procesos de aprendizaje. Es allí donde todos están más o menos en el mismo punto de partida.

¿Y qué hace un país cuando ni siquiera alcanza una cobertura para dar una educación tradicional, cuando tiene desafíos todavía más lejanos como la implementación tecnológica?
El problema es que la educación tradicional no da resultados. Entonces se tiene el desafío de darle cobertura, pero si le da cobertura y llena las aulas y hace más de lo mismo, no va a tener resultados, va a seguir con deserción, con los mismos problemas que se tiene. Entonces, lo que se tiene que hacer es, simultáneamente, alcanzar lo que corresponde al siglo XX con la tecnología del siglo XXI, mucho más, porque estos niños y jóvenes van a tener que desenvolverse en un mundo altamente tecnológico. Entonces, es una muy buena oportunidad, enfrentando al mismo tiempo los desafíos, para que los niños y los jóvenes reciban este tema y eso es lo interesante.

Ganar terreno, recuperando tiempo, porque se ha perdido tiempo en relación a los países desarrollados…
Exactamente, pero eso es válido para toda América Latina; somos todos los que estamos retrasados.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *