Seis razones por las que un usuario renunciará a su privacidad

 

Miguel Rivera Vargas

 

Según el Privacy Index Report de EMC y RSA, los usuarios globalmente renuncian cada vez más voluntariamente a su derecho a la privacidad de su información, esto a cambio de experiencias más ágiles y personalizadas en la obtención de productos y servicios de industrias específicas.

 

El estudio asegura que, a nivel global un 50% de los usuarios renuncia a su privacidad en la red voluntariamente a cambio de servicios gubernamentales, con el fin de agilizar procesos y trámites con distintas entidades relacionadas con el Gobierno de su país.

 

Mientras tanto, un 47% de los más de 15.000 entrevistados del estudio considera válido y sumamente justificable exponer sus datos personales para ser analizados y utilizados a cambio de servicios médicos y relacionados con su salud física y mental.

 

Sobre este tema también puede consultar: El mito de la protección de datos en Costa Rica.

 

“El ciudadano confía en las plataformas del Gobierno, más que todo por un asunto de tradición, pero también porque han sido los entornos en los cuales se obtienen mayores beneficios. Ciertamente, falta educar al usuario aún más, pero este comprende que el aumento de automatización en servicios gubernamentales depende en gran medida del acceso que brinde a su información personal” comentó Alicia Avendaño, directora general de la oficina de Gobierno Digital en Costa Rica.

 

La industria bancaria y las bolsas de trabajo online también gozan de la confianza de los usuarios, con un 38% y un 33% respectivamente del total de entrevistados por el estudio, que aceptan renunciar a la protección de su información e incluso motivan la incursión en la minería de datos para obtener mejores resultados en los procesos que van desde transferencias de dinero, obtención de créditos, búsquedas de trabajo y asesoría laboral.

 

Por otra parte, según el reporte, los sitios dedicados parcial o totalmente a las ventas por Internet, encontraron cierta resistencia por parte de los usuarios, pero igualmente un alto grado de acceso a información sumamente confidencial. Un 29% de consumidores online aceptan abiertamente la manipulación de sus datos y expresamente entregan su información con tal de tener procesos de compra más rápidos, precisos y acordes con sus gustos y necesidades.

 

Si le interesó esta noticia, también puede consultar: ¿Cómo monetizar los datos sin sacrificar la privacidad?

 

“Las personas y las empresas han ido modificando el concepto de privacidad y le dan un valor y una monetización a sus datos, a cambio de utilidades tangibles como rapidez en los servicios que utilizan. Esto cambia el paradigma de no revelar mi recorrido online, por una visión más anuente a negociar beneficios a cambio de estos datos” comentó Cristian Sánchez, gerente de Ventas de Cisco en Centroamérica y el Caribe, sobre la protección de datos.

 

El último eslabón del estudio corresponde a las redes sociales, a las cuales solamente un 27% de los usuarios están dispuestos a entregar su intimidad, acerca de lo cual, Marcos Nehme, director de la División Técnica de RSA para América Latina y el Caribe, opina que esto representa una paradoja al ser las redes uno de los lugares en que más se expone el consumidor a ser minado como fuente de información.

 

Puede leer también: ¿Están las empresas cumpliendo con la Ley de Protección de Datos?

 

“El usuario no considera que la recompensa por pertenecer a estas plataformas sociales sea suficiente como para renunciar a su derecho de privacidad sobre sus datos, sin embargo, no contempla que los términos y condiciones de la mayoría de estas redes son precisamente el pasaporte que necesitan para explotar legalmente la información personal que allí colocamos” aseguró Nehme al respecto.

 

La privacidad de los datos en la red y la protección sobre su explotación parece tomar matices diferentes a los que presentaba años atrás, al mostrar usuarios cuyo comportamiento sugiere menor recelo por su información personal en manos de las empresas. Ante esto, quizás la pregunta comercial más importante de las empresas algún día será “¿Cuánto cuesta tu intimidad?”.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *