Si tiene smartphone no necesitará tarjetas

Boris Ríos

Según una encuesta del Centro de Investigaciones Pew publicada en Estados Unidos, para el 2020 los dispositivos inteligentes serán la nueva forma de hacer sus pagos.

 

Boris Ríos

 

Actualmente la banca se somete a tres grandes vertientes de inversión, cada una llevándose un tercio:

 

Compliance: la banca tiene que responder a entidades gubernamentales, tanto nacionales como internacionales, y casi un tercio del presupuesto se destina a estas inversiones.

 

La estructura bancaria o financiera: existen muchas instituciones no bancarias pero que son crediticias y que tienen un poder muy fuerte dentro de las economías regionales.

 

Riesgos: en este rubro hay grandes inversiones en todo lo concerniente a los mecanismos de seguridad y de acceso a la información, desde los clientes hasta los análisis de transacciones que hacen las entidades financieras, más los riesgos de apalancamiento de préstamos que hacen las entidades.

 

Conozca: Cómo la movilidad transformará la dinámica bancaria mundial

 

El sector financiero está concentrando en los procesos de atención y captación de nuevos clientes.

 

De acuerdo a Walter Andriani, director del mercado de Servicios Financieros para Indra en México, “las empresas tienen los mayores desafíos en el proceso de atención o multicanal que tiene la banca, ya que existen muchos lugares de acceso a la información y las instituciones están por ahora disasociadas. Es decir no hay una visión 360 grados de los clientes”.

 

No obstante, las compañías financieras se mantienen invirtiendo en aspectos desde el punto de vista tecnológico: e-banking: por ahora es un canal que atiende solo y no tiene la capacidad de darle inteligencia.

 

Movilidad: existen iniciativas fuertes en esta materia tanto en el proceso de captación de clientes, los call enter, los kioscos de atención al público o los cajeros automáticos.

 

“Las compañías financieras están invirtiendo en desarrollar nuevos canales y en integrar la información que se genera en éstos puntos” asegura Andriani.

 

Además: El 2015 será el año de la billetera digital

 

Igualmente – manifiesta – se están viendo muchos proyectos de movilidad bajo adecuados parámetros de regulaciones, así como varios proyectos de e-banking para dar mejores servicios.

 

Al final esto le permitiría a la industria tener un mayor acercamiento con los clientes y hacer un análisis de estos, ya sea para satisfacción de ellos o para vender más.

 

“Hay muchas iniciativas de los clientes en lo que respecta a la omnicanalidad porque eso lo hace más eficiente al tener la vista única de clientes y tenerlos segmentados para saber qué proyectos o productos se le pueden vender”, agregó Andriani.

 

Retos financieros

 

En este aspecto se hacen notables dos grandes retos: seguridad y mentalidad móvil. Por un lado, se busca garantizar la autentificación de las personas, que las soluciones garanticen seguridad absoluta en el uso de los datos y sobre todo tomando en cuenta que cada vez más los entes reguladores de datos implementan más restricciones. El segundo reto es la adopción de los usuarios a usar el canal móvil.

 

De momento la banca está apostando a brindar soluciones ágiles, amigables y de fácil uso para los usuarios, y se prevé que dentro de un par de años la tarjeta plástica no existirá más y será reemplazada por los propios dispositivos móviles.

 

Este artículo está clasificado como: , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR