Sistemas para fugas de agua podría convertir pérdida en negocio

Rocío del Valle

 

Gota a gota el agua se agota, como lo dice la célebre frase, este líquido vital es un recurso natural no renovable y altamente robable debido a la forma de su distribución en la región latina. Por lo que varios países están buscando reducir la cantidad de agua no cobrada y/o perdida, que representa cerca del 45 por cierto del abastecimiento total.

 

Estas pérdidas de agua se deben a aspectos técnicos como una falla en la red, un hidrante con fuga o una tubería dañada, pero además se agrega el factor humano, ya que existe una fácil manipulación de las redes que distribuyen el líquido vital, lo que se traduce en fraudes y distribución ilegal.

 

Puede obtener más información: Aplicaciones guatemaltecas se llevan el premio de Citi

 

En aras de encontrar una solución, empresas de estos servicios públicos de países como Colombia, Perú, Argentina y Chile, están utilizando esquemas de circuitos y redes inteligentes, desarrolladas en un inicio por el sector de energía, para definir las áreas de mayor pérdida. Con la implementación de nuevos controles, se tiene la meta de llegar a una reducción del 14 o 18 por ciento.

 

En conjunto con los gobiernos, las compañías han trabajado en dos líneas; una técnica exigiendo crear circuitos controlables y así hacer el cruce con la facturación, y otra la orientación administrativa/comercial para crear proyectos de revisión y determinar si hay conexiones fraudulentas.

 

Para lograr el cruce de mediciones y detectar dónde hay mayores pérdidas, utilizan el sistema comercial Open Smartflex,que tiene la posibilidad de recibir de forma automática la macro medición de un sector y/o circuito, relacionar los productos o los contadores que forman parte de ese circuito y determinar los sectores más críticos. “Contar con sistemas comerciales inteligentes permite el monitoreo de sectores donde se encuentre el mayor conteo de pérdidas, realizar mejor control de las fugas y la aplicación de medidas correctivas de gestión de fraudes”, afirma Pedro Ordoñez, Consultor de Industria de Open International Systems.

 

Además lea: ¿Hay o no talento TI en Guatemala?

 

Los procesos de recuperación de las pérdidas se basan en la información entregada por la ciudadanía y un operario de la empresa puede registrar una posible pérdida desde un dispositivo móvil y dejar evidencia (foto, ubicación y comentarios) de lo observado y detectado. Una vez detectada la anomalía a través de las revisiones y análisis realizados, se inicia el proceso de gestión para cobrar los costos asociados al fraude, y si la reglamentación del país lo determina se hacen cobros de penalidades. Finalmente en caso de requerir la normalización del servicio el usuario registrará una solicitud de suscripción administrativa.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *