Súper apps: la nueva cara de la banca digital

Súper apps: la nueva cara de la banca digital

Se estima que el 70% de su población tiene acceso a un smartphone, según un estudio realizado por GSMA.

Por: Gabriel Balzaretti, vicepresidente senior de BPC Banking Technologies.

La banca digital dejó de ser un concepto de vanguardia para convertirse en una realidad que está revolucionado el ecosistema financiero en el mundo. Transformación digital, un relevo generacional, actualización regulatoria y un cambio en las expectativas del usuario son parte de un modelo enfocado en resolver las necesidades y la experiencia actuales de las personas, las empresas y las pymes.

Ante la creciente demanda y los nuevos hábitos financieros surge, desde la tecnología, la posibilidad de agrupar estos intereses y las oportunidades en una única súper app, capaz de consolidar los diferentes ofertas y servicios de una manera integrada consolidando aplicaciones que resuelvan sus necesidades integralmente.

Latinoamérica representa uno de los mercados globales con mayor penetración de internet, que aumentó el último año a casi el 72%, en comparación con el 60% del promedio mundial, además se estima que el 70% de su población tiene acceso a un smartphone, según un estudio realizado por GSMA. Según Americas Market Intelligence la población bancarizada de la región creció el año pasado a una tasa del 24%; sin embargo, aún hay más 200 millones de personas que no cuentan con acceso a este canal.

Además: Banca digital una experiencia que reconoce a las personas

El número de neobancos en la región aumenta constantemente, hace una década sólo existían seis de este tipo de instituciones y en la actualidad la oferta supera las 52 entidades. Unicornios como OakNorth, Nubank, Judo Bank, Revolut, Monzo y N26, son algunos de los más valorados, y con menos de 7 años de operación están transformando el alcance de los servicios financieros. 

Países como México, Colombia, Perú y Argentina ofrecen un enorme potencial de crecimiento debido a poblaciones relativamente grandes y desatendidas, la creciente penetración de teléfonos inteligentes y el acceso limitado a productos financieros. Además, gran parte de sus economías no reciben servicios formales de las instituciones financieras debido a la falta de confianza y alcance, lo que ofrece la oportunidad de brindar soluciones financieras a segmentos de la población tradicionalmente menos accesibles.

Hoy existen más de 400 bancos digitales, de estos, 18 tienen una valoración de más de un billón de dólares y las inversiones recibidas pasaron de los US$2,8 billones reportados en el 2018, a los US$5 billones para el presente año, de las cuales, las diez primeras cuentan con una base de mas de 100 millones de clientes, de más de 100 millones.

También: Tap to Phone: Conozca la herramienta de pagos por medio de un dispositivo móvil

Todos los servicios en una sola aplicación

A través de estas apps se crean funcionalidades que integran servicios y que ayudan a promover la inclusión financiera. Así se cuenta con un modelo híbrido que brinda la oportunidad de hacer enrolamientos, acceso a pasarelas de compra, tiendas de alimentos, oportunidad para realizar el pago de servicios y facturas.

Su real incidencia se consigue cuando dentro de una sola aplicación están vinculadas a un pago la oportunidad para acceder a servicios, compras y experiencias ajustadas a las necesidades actuales de las personas y de una manera sencilla y fácil de usar.

El mercado digital de las ‘apps’ evoluciona de manera acelerada y encuentra en el sector bancario un nicho de oportunidades para la creación de propuestas de valor enfocadas en las necesidades de las personas. Los servicios financieros acogen una amplia oferta como pueden ser la transferencia de dinero, el pago de obligaciones y servicios públicos, el otorgamiento de créditos, manejo de nóminas, asesoría y capacitación financiera, pedidos de comida a domicilio, pasarela de compras de productos, reservas de transporte, fomento a las pymes, reducción de inversiones en marketing, gamificación, análisis de datos, entre muchas otras alternativas que se vienen consolidando.

Además:  ¿Cómo crear un ecosistema seguro para transacciones online?

Al tener acceso a los diferentes datos de los usuarios, las súper apps pueden anticiparse y atender con mayor precisión los requerimientos de las personas, al especializar los productos financieros, la información, el tipo formato y la manera como prefieren comunicarse para atender sus necesidades.

Debido a las características que ofrece el mercado latinoamericano, los neobancos así como los sectores financiero, de comercio, comunicaciones, transporte, entro otros, que inviertan en tecnología tienen una oportunidad única para cerrar las brecha de penetración financiera en beneficio de la prosperidad de grupos desatendidos. Los servicios financieros evolucionarán removiendo las barreras económicas y tecnológicas que limitan la penetración, incorporando este tipo de tecnología y configuradas para la creación de ecosistemas que, partiendo de flujos transaccionales y medios de pago, se extenderán para cubrir necesidades cotidianas de personas y empresas. Los beneficios de sustituir el efectivo por dinero electrónico en simbiosis con la innovación basada en las Súper Apps nos presentarán la nueva cara de la banca digital.