Supermercados y proveedores costarricenses acuerdan utilizar la factura electrónica para estandarizar información logística

Supermercados y proveedores costarricenses acuerdan utilizar la factura electrónica para estandarizar información logística

Un grupo de importantes supermercados y proveedores del país, se unieron, a través del Comité de Retail GS1, para estandarizar el campo ‘Otros’ de la factura electrónica. Esto facilita y apoya las relaciones comerciales electrónicas entre las empresas y mejora su competitividad. El uso de este estándar GS1 es voluntario, por lo que no afecta a los contribuyentes que no tengan algún tipo de relación comercial con las cadenas de supermercado participantes de esta iniciativa.

El campo “Otros” es un espacio abierto en donde los emisores de factura electrónica pueden incluir información de índole comercial o logístico como complemento de los datos tributarios, sin que esta afecte la estructura definida por la Dirección General de Tributación (DGT). El cambio consistió en la definición de un conjunto de cinco datos necesarios en la industria del retail para factura electrónica y nota de crédito electrónico. Estos datos cumplen dos características fundamentales: es información de relevancia grupal y se rigen en formatos estandarizados y homologados por sus usuarios.

Guillermo Varela, director ejecutivo de GS Uno explicó que “con el auge que tuvo la facturación electrónica en los últimos años, el sector supermercadista encontró un reto importante que solventar en el ordenamiento y ajuste de la relación comercial con sus proveedores, específicamente con la orden de compra y la entrega de mercadería, ya que estos procesos estaban desalineados y causaban múltiples reprocesos y costos”.

Ante esta situación se desarrolló un pequeño grupo técnico para analizar detalladamente el requerimiento que cada cadena tenía, llegando a la conclusión de que todas los supermercados pedían exactamente la misma información; la diferencia radicaba en el orden, nombre y formato de los datos solicitados. Posteriormente GS1 lleva una propuesta de estandarización a todos los miembros del Comité Retail, los cuales conscientes de la complejidad en la cual se encontraban y con la disposición de hacer un trabajo conjunto como industria, acogen lo planteado y se toma la decisión de homologar el requerimiento a todos los proveedores.

Así es como hoy las cadenas Automercado, Megasuper, Gessa y Pricesmart ya realizaron un comunicado oficial a sus proveedores, solicitándoles ajustarse a este requerimiento a partir del próximo 13 de abril. “Este es un impulso importante a nivel de comercio electrónico “B2B” (empresa a empresa). La factura electrónica es el documento que cierra el flujo comercial y ahora en el campo otros, se incorporan datos que permite enlazar con toda la historia previa que dio origen a la transacción de compra y venta”, asegura Varela.

Estos procesos de innovación en el uso de los estándares mundiales GS1 de comercio electrónico y códigos de barras, provocan de forma positiva que los procesos logísticos a lo largo de la cadena de abastecimiento fluyan perfecta y confiablemente. Los consumidores se verán beneficiados ya que se garantiza que los productos lleguen en tiempo y forma hasta la góndola de los supermercados, de forma que siempre se puedan encontrar los productos que demandan, en las mejores condiciones de calidad y precio.

Las cadenas pioneras en el empuje de este requerimiento estandarizado son Automercado, Megasuper, GESSA, Pricesmart, AMPM, Luperon, BM, Súper Mora y Compre Bien. Mientras que destacan empresas importantes de consumo masivo como Pozuelo, Demasa, Unimar, Alpiste, Essity, 3M, SC Johnson y Alimentos Prosalud.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *