Televisores inteligentes evolucionan sus software

Televisores inteligentes evolucionan sus software

TechHive 

Hace unos años, muchos ni siquiera consideraban usar el software integrado de un televisor inteligente en lugar de la caja de transmisión externa. La experiencia era, por lo general, demasiado lenta, la selección de la aplicación muy limitada y las funciones bastante anticuadas.

No obstante, según lo visto en CES, la mega feria comercial centrada en la televisión de la industria tecnológica que se celebró en Las Vegas recientemente, los smart tv se están convirtiendo cada vez más en experiencias de primera clase, superiores a las que se obtendría con una caja o un dispositivo de transmisión dedicado.

Mejorando los ecosistemas

Esta transformación no ocurrió de la noche a la mañana. Roku ha estado instalando su software en televisores inteligentes desde 2014, los primeros con el software Android TV de Google llegaron en 2015, y Amazon comenzó a instalar su Fire TV en un puñado de pantallas el año pasado. En todos los casos, la selección y las funciones de la aplicación son las mismas en los televisores inteligentes y en los reproductores de transmisión.

Lea luego: De “cajas tontas” a smart TV

Aún así, esas opciones solían ocupar solo los márgenes del negocio. Con el tiempo, los fabricantes se han vuelto más receptivos a la asociación con las principales plataformas de transmisión, en lugar de tratar de crear la suya propia.

Roku, por ejemplo, dijo a principios de 2017 que uno de cada ocho televisores vendidos en Estados Unidos tiene su propio software, y esperaba que 150 pantallas Roku estuvieran disponibles a final de año, frente a los 100 modelos en 2016.

Sony también continúa usando Android TV en la mayoría de sus televisores, y Google ha contratado a varios nuevos socios de Android TV para este año, incluidos Hisense, Westinghouse, Element, Haier y Funai (que fabrican televisores con las marcas Philips, Magnavox y Sanyo). Y a pesar de que Amazon no ha anunciado ningún smart tv nuevo para 2018, supuestamente hay más en camino.

Todo esto significa que ahora hay muchas más opciones para televisores con ecosistemas de aplicaciones vibrantes. Incluso si se opta por una tv LG o Samsung, que usan software propios, la selección de sus aplicaciones no es terrible. Samsung, por ejemplo, el año pasado agregó soporte para Sling TV, DirecTV Now y Hulu con Live TV.

Recolecciones de rendimiento

Uno de los mayores problemas con los televisores inteligentes solía ser su rendimiento, que sin duda era más entrecortado y lento que las cajas de transmisión dedicadas. Es mucho menos probable que este sea el caso ahora, ya que los chips conectados, a menudo económicos, dentro de los televisores han evolucionado.

TCL, por ejemplo, ha estado instalando procesadores de cuatro núcleos en sus televisores 4K Roku desde 2016, ofreciéndoles el mismo rendimiento veloz que los reproductores de Roku. Y, en general, la plataforma de Roku está bien optimizada incluso para el hardware de transmisión económico, como se vio con el transmisor de Roku Express de USD$30.

En el lado de Android TV, algunas personas todavía se quejan de la lentitud ocasional, pero ese también es un problema con cualquier transmisor de TV Android de menos de USD$100 (y con la gama Fire TV de Amazon).

Si desea un televisor con Android de máxima potencia, podrá obtener uno este año con pantallas de juegos de formato grande de Nvidia, que tienen el mismo procesador y software en el interior como una caja de televisor Nvidia Shield.

Mejores características

De alguna manera, los televisores inteligentes no son solo comparables a las trasmisiones dedicadas. Son mejores.

Si tiene una antena inalámbrica, por ejemplo, los televisores Roku, Android TV y Fire TV Edition, le permitirán ver canales en vivo con la misma entrada que utiliza para transmitir videos. Roku incluso va un paso más allá al sugerir videos para ver según sus hábitos de visualización en el aire, y una nueva función en los televisores Fire TV Edition proporciona una guía unificada para canales de transmisión y emisiones en vivo desde Amazon Channels.

Los smart tv también pueden funcionar con asistentes de voz, como Amazon Alexa y el Asistente de Google, de maneras que serían difíciles con una caja de transmisión externa. Si quiere bajar el volumen o cambiar las entradas en un televisor Android de Sony, por ejemplo, puede pedirle al Amazon Echo más cercano que lo solucione en lugar de buscar el control remoto.

Una característica similar está disponible para los usuarios de Google Home con televisores Android. Y aunque los televisores Roku no ofrecen nada similar en este momento, probablemente lo harán en el futuro cuando desplieguen sus propios parlantes inteligentes.

No olvide ver: ¿Sueña con una TV como la de los Supersónicos?

Todo esto ha obligado a LG y Samsung a intensificar su propio software de televisión inteligente este año. ThinQ AI de LG permitirá algunos comandos de voz ingeniosos, como “apagar el televisor cuando termine este espectáculo”, y está lanzando el Asistente de Google en algunos de sus equipos para una buena medida.

Samsung está agregando su asistente de voz Bixby a algunos televisores inteligentes, y promete la capacidad de enviar videos desde el teléfono al televisor, y también notificará cuando los shows que interesan van a iniciar.

Por supuesto, eso no significa que deba reemplazar inmediatamente su amado Roku o Fire TV con un televisor nuevo. E incluso si comienza a usar un smart tv para transmitir video, es posible que desee conectar una caja de transmisión después para aprovechar la tecnología más nueva.

Pero la próxima vez que compre una tv, no trate la inteligencia como una ocurrencia tardía. Usted puede ser gratamente sorprendido.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *