Usar bots o no, he ahí el dilema

Juan Jose Lopez

Los bots llegaron para quedarse en el mundo de los negocios. Así como crean oportunidades, implican riesgos de seguridad que pueden ser combatidos estratégicamente

Aunque para muchos consumidores sigue siendo fundamental la interacción y el trato con otras personas, los bots experimentan un crecimiento de adopción porque, entre otras cosas, simplifican los procesos, de tal forma que se los ve como una norma en adelante.

¿Pero se los adopta o se los omite? Es un dilema con una respuesta concreta: Los negocios que no los incorporen quedarán rezagados. Tan simple como ello, tomando en consideración que son uno de los motores de la transformación digital.

Consulte¿Cómo ayudan los bots a la experiencia del cliente?

Si bien es cierto, existen riesgos adyacentes, existen soluciones tecnológicas y acciones estratégicas al incorporarlos para hacer más eficiente la gestión de los clientes.

“Las principales empresas tecnológicas ya los utilizan para construir redes más resilientes, supervisar y mantener su operativa de negocio y, de paso, hacer más fácil la vida a sus clientes”, según F5 Networks.

Según Dice Insights, 91% de las personas que usan asistentes virtuales, como Alexa o Siri, son más proclives a comprar otros dispositivos conectados; mientras que Naked Security indicó que 70% utiliza ambos recursos desde hace menos de un año.

Bots, sí, pero con seguridad

Y ya que la tendencia apunta a la implementación creciente, los pasos por seguir deben estar orientados a allanar todos los frentes débiles que pudieran estar sueltos.

Al determinar las oportunidades y amenazas relacionadas con su uso, las empresas deberían asignar inversión en herramientas y servicios que sean capaces de distinguir el tráfico de bots y el proveniente de personas.

Por ejemplo, firewalls de aplicaciones web (WAF, por sus siglas en inglés) que posean funciones avanzadas de gestión de bots para minimizar el coste de darles servicio y  accesibilidad de uso para los clientes, por mencionar algunos beneficios.

Para garantizar la fiabilidad del tráfico proveniente de bots no perjudiciales, se puede utilizar identidades y reputación para clasificar y priorizar el tráfico humano frente al de bots. Además, las políticas de uso aceptable facilitarán la interacción y el servicio de los bots inofensivos para controlar su impacto en los servicios de la empresa.

Al desplegar un WAF completo y flexible, es posible reducir y bloquear el tráfico que no se desee, utilizar una defensa proactiva contra bots y detectar navegadores sin encabezados, entre otros aspectos.

Finalmente, los expertos recomiendan el uso de herramientas de gestión del tráfico basadas en aprendizaje de máquinas, como el WAF, para crear y aplicar acciones que mitiguen riesgos derivados de nuevas amenazas sofisticadas.

Para más información, consulte: Bots malignos: las claves para evitar una pesadilla en su empresa

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR