Watson también es fan de Game Of Thrones

Fabián Calderón

Game of Thrones (GoT) llegó para cambiar el modelo de series de televisión que tenían que ver con guerras, zombies y hasta dragones, y Watson, de IBM, se dio a la tarea de analizar a los personajes y quién es el más fuerte, a partir de sus características.

El superordenador evaluó rasgos basados en Big five test -examen de personalidad- sobre aspectos como la extroversión, amabilidad, responsabilidad y la apertura al conocimiento, asimismo como miedo, alegría y confianza.

Esta es no es la primera vez que Watson analiza una serie o película, lo hizo con Harry Potter, Star Wars y El Señor de Los Anillos, todo enfocado en la información techie privilegiada. Y llegó el turno de GoT, de la que se derivan los resultados más importantes que encontró Vinith Misra, investigadora de Watson.

El primero y más importante reveló que los personajes femeninos mayoritariamente tenían personalidades fuertes que sus homólogos masculinos no tenían. Por ejemplo, los cinco clasificados fueron: Arya, Brienne, Cersei, Sansa y Daenerys.

Luego de esto, Watson analizó las personalidades de cada popular personaje:

Sansa: Es alta en la escala de decisiones asertivas, lo que es sorprendente de creer al principio pero sucede por el comportamiento interno que detectó Watson.

Arya: Calificada como la menos consciente de sí misma, a diferencia de Brienne y Daenerys.

Daenerys: Es el personaje femenino con más consciencia de toda la serie, al igual que Ned Stark. Esto porque como es en la serie de televisión, ella trata de arreglar la realidad de la ciudad de Meereen y seguir adelante pensando todo fríamente.

Bran: Es el personaje más generoso, obediente y confiado en sí mismo de todas la serie -que lo diga Hodor. Además, Watson detectó que es visto como el primer personaje al que pondrían su confianza, como a Osha, Jojen, Meera y Brynden.

Tyrion: Es un personaje complejo que presenta diferentes rasgos de personalidad basándose en la situación, pero que tiene un alto rango en la falta de modestia.

Cersei: Es la más emocionalmente inestable, ansiosa, depresiva y con más ira de todos los personajes. Juega un papel controlador, desea que las cosas salgan a su manera, aunque rara vez suceden así.

Ned: Según Watson, es la representación de la tendencia liberal de la serie. El ejemplo más perfecto: Pagarle clases de defensa a su hija, algo que es casi prohibido para las mujeres.

Jamie: Su situación con Cersei quizás le da la característica de vulnerable y depresivo. Él tiene una personalidad externa muy distinta a la interna. Su personaje es muy neurótico, pero exteriormente está en búsqueda de ser un caballero.

Jon Snow: Uno de los más importantes de la serie. Es consciente de sí mismo, introvertido y obediente que es lo que realmente se ve en la serie. Aunque él crece como un personaje, el hecho de que es un hijo ilegítimo en el mundo hace que todavía lo detenga a realizar lo que él quiera proyectar.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *