Solución de wearables ofrecen respiro a cárceles costarricenses

Javier Paniagua

Costa Rica inició este 27 de Febrero la implementación de brazaletes electrónicos para privados de libertad y así liberar de hacinamiento los centros penitenciarios como medida paliativa.

Javier Paniagua

Como en series y películas de Estados Unidos, la utilización de brazaletes electrónicos, es real en Costa Rica como una de las soluciones al hacinamiento en los centros penitenciarios. Desde 2014 el Gobierno costarricense inició con la búsqueda de soluciones para enfrentar el sistema penitenciario actual y, al día de hoy, la ministra de Justicia, Cecilia Sánchez, anunció por medio de un artículo de opinión el banderazo de inicio del proyecto de vigilancia electrónica. Esta medida se realiza como medida alternativa para reducir costos al Estado y desahogar el hacinamiento carcelario.

Este 27 de febrero arrancó el proyecto que dará respiro a los centros penitenciarios del país, luego que la Contraloría General de la República aprobara la propuesta de la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH), quienes además se alían con Grupo Cesa para la distribución de la tecnología de los aparatos electrónicos y además de brindar el soporte técnico.

“Tomamos con seriedad este proyecto. Tuvimos que echar mano todo el currículo como institución, somos una empresa que tenemos todas las certificaciones ISO para operar, es decir al concursar con un proyecto de gran sensibilidad, se requiere personal capacitado, y toda la disposición de las partes involucradas para que sea todo un éxito y en ESPH lo haremos realidad”, agregó Allan Benavides, gerente general de ESPH. 

La solución integral brindada por ESPH en conjunto con Grupo Cesa como colaborador ofrecerán el software CHRONOS Tracking, operado al 100% en plataforma web, dispositivos electrónicos (hardware), SYNERGYE y servicios de comunicación. Ambos son de la misma compañía. Por lo que no deberán preocuparse de operar otro servicio. Además deben complementar con la capacitación técnica y la atención de alguna falla las 24 horas del día.

Lea más: 5 apps de juegos imperdibles

“Estamos estructurados con unidades de negocios regionales con Ciudades Digitales. Presentamos la propuesta a ESPH y este al Ministerio de Justicia”, dijo Juan David Rothe, director general Grupo Cesa.

Agregó que tendrán participación en todo momento, ofrecerán el software y el entrenamiento para que funcione tal cual como lo requiere el Ministerio de Justicia. Adicionalmente muestran la capacidad tecnológica para ampliar y cumplir con los requerimientos.

Por su parte Manuel Delgado Cubillo, administrador del Ministerio de Justicia y Paz, dijo que luego de todos los concursos esta empresa (ESPH) tenía todos los requisitos para cumplir con la disposición por trazabilidad en el tiempo, ser público, presentada oferta a tiempo y uso. Asimismo, en el momento que implementen la medida nacional se trabajará interdisciplinaria e individualmente.

Conozca también: Multisourcing: ¿un mal necesario?

“Nuestra función es de vigilancia y custodia, hay una función técnica disciplinaria y además se brindará atención técnica: psicólogo, trabajador social, abogado y un educador (con Ministerio de Educación) es interdisciplinario. Le determina el análisis técnico. Y para que funcione como re inserción social tocar puertas en empresas privadas para que brinden trabajo”, dijo Delgado.

¿Cómo funciona la tobillera o brazalete?

Según disposiciones internacionales, el brazalete o tobillera debe colocarse en el pie izquierdo, asimismo cuenta con un ID único para cada persona que haga utilización de la medida impuesta.

Aunado a esto el aparato debe ofrecer una apariencia estética discreta, pesar 180 gramos, ser contra agua, contar con material hipoalergénico, emitir diversas alertas, y por último ser resistente a golpes y humedad.

Los brazaletes funcionan a través de un sistema de geolocalización (GPS), que recolecta coordenadas geográficas, donde eligen dos SIM o chips de dos operadoras del país de acuerdo a su señal de cobertura, esto con la intención de localizar a las personas medidas en tiempo real. Igualmente aunque esté desconectado la tobillera emite un historial del tiempo en el que no ofreció señal.

Entérese además: 7 países proponen iniciativa sobre ecommerce en la OMC

Luego de esto por cada privado de libertad, si cuenta con restricción a alguna zona se toma como zona de exclusión, donde no debe acercarse, esto en escenarios como protección a testigos o cuando el juez lo determine. Si el privado lo incumple, emitirá una alerta roja por infracción a las condiciones para tener libertad.

“Al colocarse la tobillera o brazalete funciona como una especie de tatuaje, no se puede quitar ya que el amarre cuenta con sensor en caso de ruptura, golpe o alguna alteración. Se deberá bañar y dormir con el dispositivo. Solo con la orden de un juez podrá removerse”, explicó Marcelo Meza responsable de Unidad Ciudades Digitales de Grupo Cesa.

También cada beneficiario de la medida deberá cargar por más de dos horas el aparato, cuando el brazalete muestre que está al 10% de su funcionamiento, de lo contrario esto se tomaría como falta de acuerdo con los parámetros que ofrece el Ministerio de Justicia.

El programa operado desde la web almacena 40 000 posiciones por minuto en línea y dejarlos almacenados. Los administradores pueden ingresar desde cualquier dispositivo móvil, ya sea tableta o bien teléfono móvil. Cada vigilante tiene a su cargo 100 personas en esta condición.

Lea también: 8 razones para revisar las redes constantemente

El servidor cuenta con un sistema de encriptación para evitar cualquier daño o golpe cibernético que altere el orden de la alternativa y su interfaz es muy gráfica.

El tiempo de vida útil de cada dispositivo es de cinco años y su costo promedio ronda los US$500. Y para efectos diarios un dispositivo de este tipo le costaría al Ministerio US$17; comparado con el gasto diario de un reo en la cárcel de US$41.

Por el momento dependerá de la decisión de los jueces; sin embargo, las disposiciones generales para los beneficiarios de brazaletes electrónicos es que no hayan utilizado armas de fuego, estar fuera del crimen organizado y no superen sentencias de ocho años.

Este artículo está clasificado como: , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR