WeWork apuesta al liderazgo femenino en la región

WeWork apuesta al liderazgo femenino en la región

(ITNOW)-.   Hace casi medio siglo, Marilyn Loden, reconocida escritora y autoridad en la gestión del cambio y la diversidad de la fuerza laboral, pronunció por primera vez la frase “techo de cristal”, durante un conversatorio sobre las mujeres en el mundo profesional. Hoy WeWork se destaca por ser una de las empresas nacionales que rompen este paradigma.

A pesar de que muchas empresas a nivel mundial hablan sobre la importancia de incentivar el liderazgo femenino, son pocas las que llevan este discurso a una realidad comprobable.

Con esta expresión, Loden se refería a que las mujeres parecían incapaces de ascender en sus carreras, más allá de la gerencia media, a causa de un “techo invisible de cristal” que se interponía entre las aspiraciones, sueños y oportunidades que buscaban conseguir las mujeres en el trabajo.

Lamentablemente, este término se sigue empleando a nivel mundial para describir la situación actual que viven muchas mujeres en el mundo laboral y que, además, se ha visto acrecentada por el COVID-19, ya que, según la CEPAL, la pandemia “generó un retroceso de más de una década en los niveles de participación laboral de las mujeres en la región”.

Ver más: Mujeres Tech: Caso de éxito de lideresa en la región

Sin embargo, existen compañías que sí se han tomado en serio la implementación de programas y estrategias que potencialicen el papel de la mujer en el ámbito laboral y la búsqueda de un ambiente que promueva la igualdad de oportunidades, entre hombres y mujeres, para crecer.

Un caso en el país es WeWork: la compañía líder mundial de espacios flexibles, que no sólo ejecuta programas enfocados en empoderamiento femenino como “Women of We” o “Mujeres para el mañana” sino que, también, decidió apostarle al liderazgo femenino y al aumento de las mujeres en su nómina.

En Latinoamérica, una de las regiones más rezagadas en cuanto a estos temas, la compañía cuenta con un porcentaje de 54% de mujeres contratadas directamente dentro de su nómina, siendo Costa Rica el país con mayor registro de mujeres haciendo parte del equipo de trabajo de WeWork con un 75% de representación, seguido por Colombia con un 59% de representación, Chile con 57%, México con 55%, 52% en Argentina y 50% en Brasil.

Aunque estas cifras demuestran que la inclusión de la mujer en la compañía es realmente significativa, lo más importante es que la región se caracteriza por impulsar el liderazgo femenino, romper los techos de cristal y realmente empoderar a las mujeres a asumir roles directivos.

Además: Aporte del talento femenino a la industria tecnológica de Costa Rica

Actualmente, la compañía es liderada por la brasileña Claudia Woods que, en su rol como CEO, tiene a cargo a más de 560 empleados directos. A ella se suma Karen Scarpetta, quien fue la encargada del lanzamiento de WeWork en Colombia en 2017 y que ahora es la Gerente Regional de la compañía para Sudamérica (Argentina, Chile y Colombia) y Costa Rica.
La operación de WeWork en Chile, al igual que en el mercado Argentino, también es liderada por mujeres: María José Barreda y Rocio Robledo, respectivamente, son las encargadas del éxito, crecimiento y sostenimiento de la compañía en estos dos países del cono sur y, a ellas se suman 67 mujeres que se encuentran en cargos, también de liderazgo, dentro de WeWork siendo Colombia y Chile quienes cuentan con la mayor cantidad de mujeres en estos roles (71%), seguidos por Argentina con un 53% de representación.

“Para WeWork, el liderazgo femenino y la inclusión de las mujeres en nuestra nómina de trabajo no es un tema menor. Con orgullo puedo afirmar que somos una de las pocas compañías a nivel de latinoamérica que se toma en serio el papel de la mujer en el mercado laboral y que valora los esfuerzos y aportes que hace, no sólo a la compañía sino, también, a sus equipos e incluso a sus familias; porque no hay que olvidar que aún cuando es inherente a nuestro género el cuidado de nuestro núcleo familiar, hemos demostrado que somos más que capaces de encontrar un balance entre los dos mundos y ser exitosas, en igual medida, en cada uno de ellos”, concluyó Scarpetta.

Anualmente, en el mes de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer y desde WeWork se hace un llamado a otras compañías para que se comprometan también con la eliminación de las barreras que impiden que el empoderamiento femenino vaya más allá de una ambición y realmente se materialice.

Lo último: Mujeres: cómo crecer en tecnología