WiMAX atrapa a Panamá

WiMAX atrapa a Panamá

 Panamá tuvo la experiencia de contar con Internet inalámbrica hace más de cinco años por medio del servicio Wisper, de Liberty Technologies, que ya se había extendido en toda la capital y algunas ciudades del interior del país. Esta prestación fue pionera en la región y se basaba en un estándar pre-WiMAX. Ahora, la empresa decidió dar el siguiente paso y apostó por migrar la totalidad de sus servicios a la versión más avanzada de WiMAX, también conocida como 802.16e. El salto vino potenciado por Navini, una compañía que recientemente adquirió Cisco Systems, que es quien le ofreció desde sus inicios la tecnología sin cables a la empresa.

Wipet, el nombre de este nuevo servicio, convierte a Panamá, según la empresa, en la primera ciudad cubierta totalmente con esta versión de WiMAX, ya que en otros puntos del globo donde se está implementando aún no se ha logrado conectar el perímetro completo de una localidad.

Moisés Abadi, presidente de Liberty Tecnologies, dijo estar orgulloso de que su empresa y sus socios comerciales (Navini/Cisco) hayan logrado concretar la idea del producto en esta ciudad. Desde 2007, por varios meses, ambas empresas estuvieron instalando los equipos, haciendo las pruebas y los ajustes necesarios y a principios de este año estuvieron listos para lanzarlo. Según cuentan, el tamaño y la topografía de Panamá ayudaron a que este proceso se haya agilizado. Ahora, la ciudad se ha convertido en un laboratorio de pruebas y empresas de todas partes del mundo están llegando a aprender cómo instalar los equipos WiMAX.

“Somos una empresa que brinda únicamente servicios de Internet y la experiencia que tenemos en comunicaciones le dio la seguridad a Navini para escoger a Panamá como el primer lugar donde se probaría la plataforma de WiMAX”, comentó el directivo.

En detalle

El servicio se está comercializando en dos modalidades: pre y pospago. En la primera el cliente compra el módem, que estará disponible en 99 dólares, y puede recargarlo con tarjetas prepagas que van desde 10 hasta 30 dólares, según la velocidad del servicio.

Para la otra versión, el usuario pacta un contrato con la empresa, que comienzan en los 20 dólares. Las velocidades en este momento llegan hasta 1.5 megas, pero contemplan que pueda subir cuando se completen los ajustes.

El servicio ya se encuentra funcionando en toda la ciudad y algunas localidades aledañas, así como en el área de playa. Durante este y el próximo año, esperan cubrir las principales ciudades del resto de Panamá y no descartan su incursión en algún otro país de Centroamérica.

Según explicó Abadi, esto apenas es el comienzo. En la actualidad, las empresas pertenecientes al foro WiMAX están haciendo lo necesario para promover y ejecutar el estándar en todo el mundo. La tecnología ya está homologada y ahora se está buscando permitir que cualquier módem pueda acceder a las celdas de transmisión de WiMAX, sin requerir antenas o que los equipos tengan “línea de vista”, que apunten hacia el sitio de transmisión del servicio.

Esto llevará a que, en el futuro, tanto las PC como las notebooks incorporen WiMAX de fábrica, para luego desarrollar otros equipos con esta capacidad.

El servicio ya está funcionando en toda la ciudad y algunas localidades aledañas, así como el área de playa. Durante este y el próximo año esperan cubrir las principales ciudades del resto de Panamá y no descartan una incursión a algún otro país de la región.

 

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *